FANDOM


"¿Ya me conocías?"
"Claro. No eres el único maldito con conocimiento."
"Mi única maldición eres tú."
Anthony Stark y Thanos[fnt.]

La Batalla de Titán fue un conflicto de grandes proporciones que surgió entre Thanos y algunos miembros de los Vengadores, los Guardianes de la Galaxia y el Doctor Strange que tuvo lugar en el desolado planeta Titán, antiguo hogar de Thanos.

Anthony Stark, interesado en derrotar a Thanos, guió una Nave-Q a Titán, junto con Stephen Strange y Peter Parker, donde los tres se encontraron con Peter Quill, Mantis, Drax y Nebula. Uniendo fuerzas, el equipo casi consiguió dominar a Thanos y arrebatarle su Guantelete del Infinito, hasta que Peter Quill, horrorizado al enterarse del asesinato de Gamora, despertó a Thanos de su trance. Para salvarle la vida de Stark, Stephen Strange le entregó la Gema del Tiempo a Thanos.

Una vez terminada la batalla, todos, con la excepción de Stark y Nebula, perecieron, ya que la posesión de la Gema del Tiempo por parte de Thanos tuvo un impacto favorable para él en la Batalla de Wakanda y, más adelante, dio lugar al evento que acabó con la vida de la mitad del universo.

Antecedentes

Tras haber obtenido recientemente la Gema del Poder de Xandar, Thanos atacó la nave donde se encontraban refugiados los Asgardianos, obteniendo la Gema del Espacio de Loki. Con intención de conseguir personalmente la Gema de la Realidad de Taneleer Tivan, Thanos le encargó a sus cuatro hijos obtener la Gema de la Mente y la Gema del Tiempo de la Tierra. Antes de llevarselas a él a su mundo, Titán. La Orden Oscura se dividió para completar esta tarea, Ebony Maw y Cull Obsidian se dirigieron al Santuario de Nueva York en la Ciudad de Nueva York para buscar la Gema del Tiempo de Stephen Strange, mientras que Proxima Midnight y Corvus Glaive se fueron a buscar la Gema de la Mente que estaba en la frente de Visión.

Durante el Ataque en Greenwich Village, Maw inmovilizo y capturo a Strange y al ojo de Agamotto, ya que estaba protegido por un hechizo mágico por Strange. Los llevo a su nave para llevarlos a Thanos, Maw puso la nave en piloto automático para ir a Titán. Sin embargo, la Nave fue abordada, sin saberlo por Anthony Stark, Peter Parker, y la Capa de Levitación quienes, tuvieron un conflicto, lograron liberar a Strange y matar a Maw, al estar al mando de la Nave. Sin embargo, en lugar de devolver la nave a la Tierra, Stark decidió continuar el curso hacia Titán. en un esfuerzo para derrotar a Thanos directamente en su territorio, donde no esperaría un ataque, y para proteger la Tierra de daños colaterales.

En otro lugar, los Guardianes de la Galaxia estaban en una búsqueda para detener a Thanos. Dividiéndose, Peter Quill, Mantis, Drax y Gamora intentaron emboscar a Thanos en Knowhere para evitar que obtuviera la Gema de la Realidad. Sin embargo, los Guardianes fueron derrotados, lo que resultó que Thanos capturara a Gamora, quien tenía información que Thanos necesitaba, la ubicación de la Gema del Alma. Para evitar que Thanos torturara a su hermana Nebula, Gamora reveló la ubicación de la Gema del Alma en Vormir. Sin embargo, para cumplir con el propósito requerido para obtener la Gema, Thanos sacrificó a Gamora.

Sin darse cuenta de la muerte de Gamora, los Guardianes restantes recibieron un mensaje de Nebula, así que aterrizaron en Titán con el objetivo de confrontar a Thanos allí. Poco después, la Nave-Q donde estaban Strange, Stark y Parker se estrelló en el planeta. Los Guardianes atacaron la Nave-Q y enfrentaron a los Vengadores, creyendo que ellos trabajaban para Thanos. Sin embargo, después de un fuerte enfrentamiento, ambos lados se dieron cuenta de que compartían el mismo objetivo, antes de decidir trabajar juntos para emboscar a Thanos, quien iba a llegar pronto.

A la espera de la llegada de Thanos, Stark, Parker y los Guardianes intentaron formar un plan de ataque, mientras que Strange activó la Gema del Tiempo para ver todos los posibles resultados y futuros posibles de la batalla. Habiendo visto exactamente 14.000.605 líneas de tiempo posibles, Strange le informó gravemente a los demás que solo en una línea de tiempo conseguían derrotar a Thanos.[1]

Batalla

"Todo por una gota de sangre. Tienes mi respeto, Stark. Cuando termine, la mitad de la humanidad aún seguirá con vida. Espero que no te olviden."
Thanos a Anthony Stark[fnt.]

Caminando a través de un portal por la Gema del Espacio, Thanos finalmente llegó a Titán, sólo para encontrar las ruinas de la Nave-Q de Ebony Maw con la Gema del Poder, Espacio, Realidad y Alma en su Guantelete, Thanos fue recibido por Stephen Strange, que llevaba el Ojo de Agamotto. Deduciendo que habían matado a Maw, Thanos lamentó las grandes pérdidas que sufrió, diciendo que su búsqueda tuvo un alto costo, pero destacó que su hijo había cumplido su misión de traerle la Gema del Tiempo. Strange respondió, advirtiéndole que Maw también lo trajo a cara a cara con el Maestros de las Artes Místicas

Al entablar una conversación con el hechicero, Thanos ignoró la amenaza, y le preguntó a Strange dónde creía que Maw lo había traído. Cuando Thanos se acercó lentamente, Strange adivinó que Titán era su antiguo hogar. Asintiendo con nostalgia la afirmación a Strange, Thanos comenzó a recordar. Utilizó la Gema de la Realidad para crear una ilusión de la antigua belleza de Titán, Thanos explicó el desplome de Titán, y mencionó que era un hermoso lugar, pero con el tiempo la sobrepoblación amenazó con consumir sus recursos finitos y los ciudadanos comenzaron a morir lentamente. Al darse cuenta de que su gente se estaba enfrentando a la extinción, Thanos propuso eliminar de forma justa y aleatoria a las personas para reducir la población a niveles seguros, con el fin de salvar a los que vivían. Sin embargo, la inmoralidad de su solución hizo que su gente lo echara, y lo tildaran de loco. No obstante, las predicciones de Thanos se cumplieron, y Titán se convirtió en el cementerio muerto e inhóspito.

Sarcásticamente, Strange aclamó a Thanos como un profeta, pero Thanos replicó, afirmando que era un sobreviviente solitario. Strange se mantuvo escéptico, y siguió condenando las motivaciones del Titán como un asesinato masivo de billones. Thanos, sin inmutarse le aseguró a Strange que su plan era necesario, afirmando que con las seis Gemas con un solo Chasquido con sus dedos causaría el fin de la existencia indoloro y misericordioso para la mitad de la vida en el universo.

Burlándose, Strange se levantó y cuestionó al Titán sobre sus intenciones después de completar su objetivo. Thanos sonrió con tristeza y expresó su deseo de cumplir su tarea para retirarse en paz mientras observaba la salida del sol en un universo agradecido. Con resignación, el Titán aseguró que las decisiones más difíciles requerían las voluntades más fuertes. Strange se preparó para desafiarlo al crear escudos con sus manos, advirtiéndole a Thanos que sus voluntades serían iguales a las suyas. En este momento, Thanos se dio cuenta de que Strange no estaba solo y había caído una emboscada. Antes de que pudiera reaccionar, fue aplastado por un enorme fragmento de nave espacial, que Anthony Stark lanzó sobre él.

Con unos pocos segundos de respiro, los Vengadores y los Guardianes de la Galaxia empezaron a salir de su escondite y se movieron a sus posiciones, con la advertencia de Peter Quill de que Thanos sólo se enfurecería por el ataque inicial. Thanos usó las Gemas del Poder y de Realidad, se liberó al detonar violentamente los escombros, antes de transformar los escombros en un enorme enjambre de murciélagos. El enjambre persiguió únicamente a Stark, quien tuvo que huir.

Sin embargo, la furia de Thanos duró poco, y rápidamente se encontró bajo el ataque de ambos lados. Trepando fuera de su alcance, Peter Parker le disparó telarañas en los ojos, cegándolo. Saltando por detrás Drax emergió, y golpeó sus piernas con sus cuchillos. Conjurando una espada de mágica, Strange se enfrentó a Thanos en un breve combate junto a Drax, ganando tiempo para que Quill se moviera a su posición. Sin embargo, Thanos ganó la ventaja, derribando a Drax con un solo golpe y desarmó a Strange, mientras que quitaba las telarañas que lo cegaban.

Quill rápidamente apareció detrás de Thanos y comenzó a acercarse, disparándole con sus Blásters Quad para llamar su atención. Saltando sobre las plataformas de Strange para esquivar las explosiones de la Gema del Poder, Quill logró plantar un explosivo en la espalda de Thanos. Tomando un momento para insultar a Thanos y escapar a través de un portal conjurado por Strange, detonó el explosivo, brevemente aturdiendo al Titán.

La distracción permitió que la Capa de Levitación se envolviera alrededor del Guantelete, por órdenes de Strange e impidió que Thanos lo accionara. Usando su Anillo de Honda, Strange ayudó a Parker a atacar a Thanos, saltando a través de portales intermitentes, desconcentrando en todo momento al Señor Oscuro, y a la vez, evitando que quitara la Capa del guantelete. Sin embargo, la distracción duró poco, Thanos enojado agarró a Parker por el cuello y lo golpeó furiosamente contra el suelo, antes de lanzárselo a Strange, derribando a ambos.

Cuando Thanos se arrancó a la fuerza la Capa del Guantelete sin impedimentos, fue bombardeado por unos misiles lanzados por parte de Stark. Sin inmutarse, y con el guantelete ya liberado, Thanos activó las Gemas del Poder y del Espacio. En un segundo, la energía explosiva de los misiles de Stark fue absorbida por el Guantelete y redirigiéndola hacia Stark en un haz de fuego concentrado, disparando al Vengador a una nave espacial. Recuperado, Parker volvió a atacar a Thanos intentando quitarle el Guantelete usando una telaraña, solo para ser lanzado y vencido una vez más.

De repente, antes de que Thanos pudiera reaccionar, fue aplastado por una nave pilotada por Nebula, quien había escapado de su cautiverio. Sin inmutarse, Thanos saludó fríamente a Nebula, quien la reprochó por no haberla matado. Mientras Thanos descartaba el acto como una pérdida de partes, Nebula atacó furiosamente a Thanos con su bastón eléctrico. Exigiéndole saber el paradero de Gamora, Nebula logró mantener brevemente su posición contra Thanos en combate cercano, pero fue rápidamente derrotada. Sin embargo, con la llegada de Nebula demostró ser un punto de inflexión importante, lo que le permitió ganar tiempo al grupo para movilizarlo.

Aprovechando la distracción que Nebula creó, Strange lanzó rápidamente un hechizo de atadura a Thanos, restringiendo el Guantelete con bandas de energía. Drax entró corriendo, atacando y sujetando las piernas de Thanos, obligando al Titán a arrodillarse. Volando de regreso hacia el campo, Quill lanzó una Mina de gravedad hacia Thanos usando sus blásters, atrapando su brazo derecho. Mientras Parker usó sus telarañas para enredar los hombros de Thanos, Stark recuperado se abalanzó, tomando el lugar de Strange para sostener el Guantelete. Con sus manos liberadas y Thanos apenas inmovilizado, Strange usó su Anillo de Honda para abrir un portal y dejo caer a Mantis. Encima de Thanos, antes de lanzar las bandas para sujetar su brazo derecho. Usando sus poderes empáticos, Mantis trató arduamente de dormir a Thanos, sin embargo, apenas logró hacer al Titán entrar en un estado de trance.

Con Thanos inmovilizado e inconsciente, el grupo comenzó a realizar el paso final de su plan. Cuando Mantis hizo un gesto a los demás para que se apresuraran antes de que Thanos se liberara su control, Stark y Parker procedieron a sacarle con fuerza el Guantelete de la mano del Titán. Quill entonces se acercó y empezó a burlarse de Thanos, medio inconsciente antes de preguntarle por Gamora. Ante esta solicitud, Thanos comenzó a reaccionar con angustia, con Mantis sintiendo que estaba sufriendo. Nebula comenzó a darse cuenta con horror y tristeza, de que Thanos estaba llorando por su hija, a quien sacrificó para obtener la Gema del Alma.

Desesperado, Quill enojado le pidió a Thanos que le dijera que Gamora estaba viva, solo para que Thanos se lamentara de que no tuvo más remedio, confirmando las sospechas de Nebula. Enfurecido, y a pesar de los intentos de Stark por contenerlo, Quill comenzó a golpear a Thanos, rompiendo el control de Mantis sobre el Titán. Liberado de su trance y ahora furioso, Thanos rápidamente escapó de sus enemigos, lanzando a Mantis y a Strange, y brutalmente derribando al equipo.

Parker atrapó a Mantis en el aire, mientras que Thanos instantáneamente eliminó a Quill, Drax y Nebula con una onda de choque de la Gema del poder. Contraatacando un ataque desesperado de Stark, Thanos se vió la cercana luna de Titán. Usando las Gemas del Poder y del Espacio, destruyó la superficie de una luna, antes de lanzar furiosamente sus fragmentos sobre sus oponentes como una lluvia de meteoros. Parker salvó con éxito a los Guardianes inconscientes de los fragmentos que caían, pero Stark fue aplastado por un meteorito que se aproximaba, incapacitándolo brevemente.

Thanos pronto se enfrentó a Strange, quien había logrado esquivar los escombros con la Capa de Levitación. Los dos comenzaron un feroz duelo, con Strange lanzando rayos hacia Thanos. Saltando en el aire para evitarlos, Thanos le lanzó un rayo de energía con la Gema del Poder. Strange se defendió, abriendo un portal a la Dimensión Espejo para absorber el rayo, antes de empujar dicho portal a Thanos en un intento por atraparlo. Thanos destruyó el portal con la Gema del Poder, antes de devolver los restos a Strange en forma de un agujero negro con la Gema del Espacio. Pensando rápidamente, Strange lanzó un hechizo para convertir los escombros en un enjambre de mariposas azules, confundiendo brevemente a Thanos.

Aprovechando la confesión de su oponente, Strange creó un ejército de clones de sí mismo, para contener a Thanos con cientos de látigos de Eldritch. Sin embargo, Thanos inmediatamente recuperó la ventaja, activando las Gemas de Alma y Poder para destruir instantáneamente los clones y encontrar al verdadero Strange, a quien logró separar brevemente de su forma Astral y su cuerpo. Con su contrincante debilitado, Thanos activó las Gemas de Espacio y Realidad, atrayendo el lugar donde Strange estaba ante él mismo, tras tomarse del cuello e inmovilizarlo, Thanos ganó duelo. Admitiendo que estaba impresionado por el dominio de Strange sobre su Magia, Thanos dedujo que el hechicero no había usado la Gema del Tiempo en a su beneficio. Sabiendo que Strange había escondido la Gema, usando el Ojo de Agamotto como un señuelo, Thanos tomó y destruyó el Ojo de Agamotto, revelando que estaba vacío.

Sin embargo, antes de que Thanos pudiera terminar con Strange, Stark cubrió el Guantelete con una pieza de nanotecnología y aterrizó frente al Titán loco. Pero para sorpresa de Stark, Thanos lo reconoció y lo llamó por su nombre. Thanos implicó una conexión existencial entre ellos al señalar que ambos estaban malditos con conocimiento, ante esta afirmación, Stark le contestó que su única maldición era el Titán mismo.[1]

Sin inmutarse, Stark culpó a Thanos por su maldición, y lo atacó primero, lanzándole misiles. Con Thanos distraído, Stark comenzó a atacarlo con su armadura de nanotecnología, pateando a Thanos con sus mejoras antes de que pudiera recuperarse.

Anclando sus pies al suelo, Stark inmediatamente golpeó a Thanos de nuevo con sus repulsores, golpeándolo contra una pared. Recuperándose rápidamente, Thanos arrancó el casco de Stark y lo golpeó dejándolo tirado en el suelo. Stark reformó su casco a tiempo. Con Strak aturdido, Thanos rápidamente arrancó la pinza del Guantelete e inmediatamente golpeó al Vengador con un rayo de la Gema del Poder. Apenas recuperándose, Stark logró bloquear y esquivar el ataque creando un escudo.

Impulsándose hacia Thanos en un asalto renovado, Sark sujetó el Guantelete con una pinza de su pie al suelo antes de girar y golpear el rostro del Titán con un repulsor, con la fuerza suficiente para hacerlo sangrar. Sin embargo, Thanos simplemente se burló de él, por dar tanto trabajo y luchar solo para derramar una gota de sangre. sin esfuerzo, arrancó el Guantelete del agarre de Stark y le dio la espalda a Stark. Thanos comenzó a golpear brutalmente al vengador con sus puños, rompiendo más y más de su armadura con cada golpe. Con Stark incapaz de resistir, Thanos lo golpeó con una explosión de la Gema del Poder en su abdomen, enviándolo a volar y dañando fuertemente su armadura.

Desesperado y con su armadura gravemente dañada, Stark intentó contener a Thanos que avanzaba conteniendo sus rayos repulsores, reubicando a los nanites de su armadura para formar nuevos repulsores en sus brazos, en vano. Acercándose, Thanos comenzó a golpear a Stark una vez más, destruyendo su casco. Stark intentó defenderse con sus propias manos, solo para que Thanos le atrapara su mano izquierda. En un último intento por defenderse, Stark inmediatamente cambió los nanites de su brazo izquierdo a su brazo derecho para formar una cuchilla, y apuñalar a Thanos. Sin embargo, Thanos simplemente arrancó la cuchilla de la mano de Stark y lo apuñaló violentamente en el abdomen con ella, terminando así la pelea.

Agarrando la cabeza de Stark con su mano, Thanos reveló su respeto al Vengador, genuinamente impresionado por su audacia y determinación. Sin embargo, se preparó para matarlo, pero Strange intervino, ofreciendo la Gema del Tiempo a cambio de la vida de Stark, para sorpresa de Stark. Aunque inicialmente era escéptico, Thanos aceptó después de advertir a Strange de que no quería nada de trucos. A pesar de las súplicas de Stark de no entregársela, Strange reveló la Gema del Tiempo, quien la disfrazó de una estrella en el cielo de Titán, y se la entregó a Thanos.

Tomando la Gema, Thanos la insertó en la ranura del pulgar del Guantelete, dejándolo solo una más para recolectar ​​la Gema de la Mente. De repente, su respiro fue interrumpido por Quill quien desperto y furioso, que comenzó a dispararle violentamente, pero los disparos no afectaron a Thanos, así que activó la Gema del Espacio y desapareció a través de un portal. Quill horrorizado, al darse cuenta de la situación, le preguntó a Stark si acababan de perder la batalla, mientras que un Stark resignado, curando su herida con el último de sus nanites, le preguntó a Strange por que le dio la Gema del Tiempo a Thanos. Mientras esperaban lo inevitable, Strange le informo a Stark que estaban en el juego final.[1]

Consecuencias

"¿Dónde está? ¿Perdimos Stark?"
"¿Por que lo hiciste?"
"Estamos en el juego final."
Peter Quill, Anthony Stark y Stephen Strange[fnt.]

Cuando Thanos llegó a Wakanda, derrotó todas las defensas hasta que llegó a Visión. Wanda Maximoff logró destruir la Gema de la Mente destruyendo también a Visión en el proceso sin embargo, Thanos con la Gema del Tiempo regresó el tiempo y le arrancó la Gema de la frente a Visión, matándolo de nuevo.

Con las seis Gemas del Infinito, Thanos chasqueó los dedos, eliminando la mitad del universo. Regresando a Titán, Mantis sintió que algo estaba sucediendo, desintegrandose, con Drax y Peter Quill siguiendo también. Stephen Strange, resignado su destino, le informó a Tony Stark que esta era la única manera, antes de desaparecer también.

Peter Parker, sintiendo su muerte, le suplicó con lágrimas a Stark que no quería morir, solo para desintegrarse en manos de Stark. Los únicos, sobrevivientes fueron Stark y Nebula quienes quedarón derrotados y varados en Titán. Nebula pudo afirmar que Thanos finalmente logro su objetivo, mientras Stark se sentó y se quedó en silencio mientras lloraba por la muerte de sus aliados.[1]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.