FANDOM


"Hermano, lo que sea que haya hecho para herirte, o lo que haya hecho para haberte orillado a hacer esto, de verdad lo siento, pero esta gente es inocente. Quitándoles la vida no ganarás nada. Así que toma la mía y concluye con esto."
Thor a Loki[fnt.]

La Batalla de Puente Antiguo fue un enfrentamiento entre Loki y su hermano adoptivo, Thor, los Tres Guerreros, Sif y algunos agentes de S.H.I.E.L.D., que tuvo lugar en Puente Antiguo Nuevo México.

Loki, con la intención de mantenerse el trono, envió al Destructor, el guardián de la Cámara de Odín, a Nuevo México para evitar el regreso de Thor, al descubrir que los Tres Guerreros habían viajado a la Tierra para finalizar su destierro. Durante la batalla, Loki utilizó el Destructor para someter sometió a los Tres Guerreros y a los agentes de S.H.I.E.L.D. que se interpusieran, pero finalmente fue derrotado cuando Thor se sacrificó para salvar a los civiles presentes. Al demostrar ser digno del Mjolnir, Thor resucitó, venció al Destructor y decidió volver a Asgard para confrontar a su hermano.

Antecedentes

"Ve que mi hermano no regrese."
Loki al Destructor[fnt.]

Thor fue exiliado a la Tierra y Odín cayó en el Sueño de Odín, por lo que la única sustitución temporal elegible como rey, era Loki. Él se desempeñó como un rey destructivo cuyos planes eran sólo conseguir la aprobación de Odín y matar a Thor.

Los Tres Guerreros y Sif, descontentos con el reinado de Loki, buscaron una manera de acabar con el exilio de Thor y convencieron a Heimdall, el guardián del Puente Bifrost para que les permitiera abrirles un portal hacia la Tierra. En Nuevo México, S.H.I.E.L.D. detectó la llegada de los asgardianos y acudieron al lugar para investigar.[1]

Batalla

Thor se alegró de ver a los Tres Guerreros, antes de que le informaron de que Odín estaba vivo y que Loki era el Rey. Ellos fueron testigos de como otro agujero de gusano se abrió a la distancia, y se dieron cuenta de que Loki había enviado al Destructor tras ellos.

Thor, Jane Foster, Erik Selvig y Darcy Lewis comenzaron a evacuar Puente Antiguo, mientras los Tres Guerreros y Sif formulaban un plan para detener la amenaza. El Destructor comenzó a atacar la ciudad, destruyendo todo a su paso, derribando a los Tres Guerreros antes de ser detenido aparentemente por la espada de Sif. Sin embargo, el Destructor simplemente reajustó su cuerpo para hacerle frente a Sif, librándose de su espada.

Thor les dijo a sus amigos humanos y asgardianos que retrocedieran ya que él tenía un plan. Thor se despidió de ellos y confrontó a su hermano, asegurándole que sentía mucho haberlo ofendido de la manera que sea y ofreció su vida a cambio de que Loki dejara vivir a los demás inocentes.

Loki aparentemente se arrepintió y el Destructor se giró para marcharse, sin embargo, repentinamente, el Destructor golpeó la cabeza de Thor, lanzándolo varios metros lejos y dejándolo al borde de la muerte. Foster corrió en ayuda de Thor, y se arrodilló junto a él, quien murió feliz por haber salvado a sus amigos. En Asgard, una lágrima corrió por el rostro de Odín, quien sintió desde lejos la muerte de su hijo. Haciendo efectivo el encantamiento de Odín, el Mjolnir salió volando a gran velocidad desde el Sitio de investigación del cráter de S.H.I.E.L.D. en dirección al cadáver de Thor, quien justo cuando estaba a punto de ser impactado por el martillo, levantó el brazo y lo atrapó. Un enorme trueno le devolvió la vida a Thor, junto con sus poderes y su armadura.

Thor, ahora totalmente curado y con sus poderes, creó un tornado alrededor del Destructor y lo enfrentó, donde Thor desvió los rayos del Destructor antes de desactivarlo. Momentos después, Phillip Coulson llegó a la escena a investigar lo sucedido y Thor le exigió regresar el equipo que robaron del laboratorio de Foster. Coulson amigablemente accedió a sus peticiones y Thor se llevó a Foster volando hacia el desierto.

Thor iba a cumplir su promesa de mostrarle a Foster el Puente Bifrost, por lo que juntos fueron exactamente al sitio donde se abrió por última vez el portal en la Tierra. Pidiendole a Heimdall que abriera el Bifrost, los Tres Guerreros y Sif notaron que algo raro ocurría, debido a que Heimdall parecía estar ausente. Debido a que había sido congelado por Loki, Heimdall tuvo que librarse del hielo que lo rodeaba, asesinar a dos Gigantes de Hielo que lo custodiaban y con gran esfuerzo, logró utilizar la Hofund para activar el interruptor del portal. Al ver que el portal se iba a abir en el cielo, los asgardianos se prepararon para volver a Asgard después de que Thor se despidiera de Foster.[1]

Consecuencias

"El año pasado, la Tierra tuvo un visitante de otro planeta cuya gran batalla dejó devastado a un pueblo pequeño. Descubrimos además de que no estamos solos, que nuestras armas, en comparación, son risibles."
Nicholas Fury[fnt.]

En Asgard, Thor viajó a la habitación de Odín para encontrarse a su madre, Frigga y Loki, quienes se sorprendieron al verlo. Thor delató a Loki en frente de Frigga, quien se impresionó al ver a sus hijos discutiendo. Al tratar de confrontar a Loki, Thor fue expulsado del palacio al ser lanzado por su hermano a través de un muro. Inmediatamente, Loki aprovechó la ausencia de Thor y montó su caballo para ir al Observatorio de Heimdall.

Al llegar al observatorio, Loki aseguró que iba a destruir Jotunheim desatando el poder del Puente Bifrost y trató de provocar a Thor, quien se negó a luchar contra él. Loki notó que su hermano había cambiado en la Tierra y ya no era la persona agresiva que conocía, por lo que optó por amenazar a Thor diciéndole que visitaría a Foster cuando terminara de asesinarlo. Thor se abalanzó sobre Loki y ambos comenzaron un duelo.

Poco después, Thor notó que el Bifrost era imparable, por lo que para pensar en una solución derribó a Loki y puso el Mjolnir en su pecho para inmovilizarlo. Thor no quería destruir el Bifrost, ya que si lo hacía, no podría volver a la Tierra para ver a Foster. Pero, por el bien de los Nueve Mundos, Thor invocó al Mjolnir y comenzó a golpear el Puente Arcoíris para destruirlo y hacer que el Puente Bifrost se cerrara. La explosión generada hizo que ambos hermanos salieran expulsados por el aire y mientras caían, fueron atrapados por Odín, quien al saber que sus hijos estaban en peligro despertó del Sueño de Odín.[1]

De vuelta en Nuevo México, el agente de S.H.I.E.L.D., Phillip Coulson y su equipo recuperaron los restos dañados del Destructor para estudiarlo.[2]

El Consejo Mundial de Seguridad comenzó a diseñar armas para estar preparados en caso de otra amenaza extraterrestre.[3]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.