FANDOM


La Batalla de Jotunheim fue una batalla que ocurrió hace siglos entre los Asgardianos y los Gigantes de Hielo en Jotunheim que puso fin a la Guerra entre Asgard y Jotunheim.

Antecedentes

El rey de los Gigantes de Hielo, Laufey, violó un sagrado acuerdo de paz promulgado hace muchos siglos por Odín, llevando a su gente a conquistar los Nueve Mundos. El primer objetivo era la Tierra, donde los Gigantes de Hielo invadieron Tønsberg, Noruega. Usando el Cofre de los Antiguos Inviernos, el rey Laufey asesinó a cientos de humanos aldeanos, hasta que los Asgardianos reunieron a un ejército con sus mejores guerreros y expulsaron a los Gigantes de Hielo de la Tierra.[1]

Batalla

Los Gigantes de Hielo regresaron a Jotunheim, supuestamente para reponer sus fuerzas, pero Odín llevó a un gran número de poderosos guerreros Asgardianos contra ellos. Después de una larga y difícil batalla, donde Odín personalmente derrotó a Laufey mientras sufría por la pérdida de su ojo derecho, los Asgardianos vencieron a los Jotuns. Odín más tarde le ofreció una tregua a los Gigantes de Hielo, una tregua que Laufey se vio obligado a aceptar. En el proceso, Odín confiscó el Cofre de los Antiguos Inviernos, y cuando salía de Jotunheim, encontró a un bebé Jotun que había sido abandonado en el conflicto por su propio padre, Laufey. Odín adoptó al bebé, y lo nombró Loki.[1]

Consecuencias

Con la tregua en marcha, la paz entre Asgard y Jotunheim se promulgó durante más de mil años. En el día de la ascensión de Thor al trono de Asgard, Loki usó sus poderes para que varios Gigantes de Hielo accedieran a la Cámara de Odín para recuperar el Cofre de los Antiguos Inviernos, pero fueron asesinados por el Destructor.[1]

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 Thor