FANDOM


"¿Y eso qué fue?"
"¿Podíamos entrar ahí?"
"No, señor. Tenían escudos humanos. No teníamos autorización."
―Oficiales de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos[fnt.]

La Batalla de Gulmira fue una batalla que se produjo entre Anthony Stark bajo el alias de "Iron Man" y los Diez Anillos, cuando éstos últimos atacaron un pueblo de civiles inocentes a fín de reclutarlos para unirse a su organización.

Antecedentes

"Los recientes brotes de violencia se han atribuído a un grupo de guerrilleros extranjeros llamado por los locales, los Diez Anillos. Como pueden ver, están armados hasta los dientes y tienen una misión. Una misión que podría resultar fatal para cualquiera que se interponga en su camino. Sin voluntad política ni presión internacional, los refugiados cuentan con muy poca ayuda."
Amira Ahmed[fnt.]

Después de ser secuestrado y haber sido prisionero durante tres meses, Anthony Stark, con la ayuda de Ho Yinsen, se liberó de los Diez Anillos mediante la construcción de la primera armadura de Iron Man. Ho Yinsen, un compañero de cautiverio y nativo de Gulmira a quien Stark llegó a conocer y se hizo amigo, murió antes de poder escapar.

Al regresar a Estados Unidos, Stark organizó una conferencia de prensa, donde anunció que Industrias Stark dejaría de fabricar armas. Esto enfureció a Obadiah Stane, quien en los últimos tres meses estaba haciendo las labores de director general de Stark.

Christine Everhart, una periodista con quien Stark había pasado una noche, le informó a Stark que su compañía todavía estaba enviando armas a pesar de las instrucciones que había dado. Posteriormente, Stark fue a enfrentarse a Stane, quien acabó revelándose como el responsable de la venta de dichos artefactos, y también le hizo saber que él solicitó su despido de la junta directiva, ya que creía que Stark sufría de trastorno de estrés postraumatico y que sus decisiones eran perjudiciales para la compañía.

Stark se retiró a su casa y escuchó las noticias de Amira Ahmed donde se hablaba sobre la difícil situación que se estaba desarrollando en Gulmira mientras él probaba las armas de su Mark III.[1]

Batalla

"Es todo suyo."
Anthony Stark a los Civiles rescatados[fnt.]

En Gulmira, los Diez Anillos capturaron a todos los hombres que eran aptos para ser reclutados en su organización. Un hombre intentó volver con su hijo y Abu Bakaar le ordenó a uno de sus hombres matarlo. Antes de que el terrorista pudiera apretar el gatillo, Anthony Stark llegó y él junto a otros terroristas fueron derribados con repulsores. Otros cinco terroristas utilizaron a civiles como rehenes y Stark utilizó armas ocultas en el hombro de su traje para matarlos a todos al mismo tiempo. Bakar se ocultó en un edificio y trató de pedir refuerzos, pero Stark lo encontró y lo lanzó al medio de la calle. Antes de irse, Stark dejó a Bakar a merced de los civiles, quienes poco después presuntamente lo atacaron.

Durante el vuelo, Stark detectó misiles Jericó, pero fue derribado por un tanque. Stark se estrelló en la calle y causó un pequeño cráter. Cuando Stark volvió a ponerse de pie, el tanque disparó de nuevo, pero Stark lo esquivó y le disparó un cohete, haciendo que explotara. Stark procedió a destruir los misiles Jericó presentes y el resto de las armas de Industrias Stark, acabando de igual manera con todos los terroristas que custodiaban las armas.[1]

Consecuencias

"Un desafortunado accidente ocurrió ayer, involucrando a un Raptor F-22. Me complace reportar que el piloto no está herido. En cuanto a los inesperados eventos que ocurrieron el Gulmira, aún no logramos descubrir quién o qué intervino, pero les aseguro que el Gobierno de los Estados Unidos no está involucrado."
James Rhodes[fnt.]

Mientras se alejaba de Gulmira, Stark fue descubierto por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, y éstos enviaron dos Raptors F-22 a monitorear el área. Al mismo tiempo, James Rhodes llamó a Stark para comunicarle acerca de un incidente en Gulmira. Stark negó cualquier implicación y el comandante Allen ordenó a los cazas dispararle al blanco. Stark evadió el fuego de las armas pero chocó accidentalmente contra uno de los Raptors, haciendo que el alerón de la aeronave se destruyera y el piloto saliera disparado. El paracaídas del piloto no se desplegó pero antes de que llegara a la superficie, Stark lo alcanzó, abrió el paracaídas y tras salvar al piloto, se retiró sin que lo siguieran ya que Rhodes estaba en conocimiento de que él era quien iba dentro de la armadura. Mientras volaba, Stark convenció a Rhodes de que dijiera que lo sucedido era un ejercicio de entrenamiento sin importancia.[1]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.