FANDOM


"Los muros entre los mundos se van a desvanecer. La física será un completo caos. Aumento y disminución de gravedad, extrusiones espaciales. La estructura misma de la realidad se va a desmoronar."
Jane Foster[fnt.]

La Batalla de Greenwich fue la batalla final del Segundo conflicto contra los Elfos Oscuros. Teniendo lugar en la Tierra en el Old Royal Naval College de Greenwich en la ciudad de Londres, Inglaterra, la batalla fue librada por Thor y sus aliados humanos contra Malekith y su ejército.

Antecedentes

En 2988 a. C., la Convergencia se produjo, formando conexiones entre los Nueve Mundos. Malekith, el líder de los Elfos Oscuros, intentó usar el evento de la Convergencia como una forma de liberar el Éter, una Gema del Infinito destructiva, sobre los mundos y destruirlos en su totalidad; Malekith creía que una vez que los mundos fueran destruidos, podría volver a crearlos a su imagen y semejanza. Sin embargo, el ejército Asgardiano dirigido por Bor enfrentó a los Elfos Oscuros en su mundo natal, Svartalfheim, y la batalla casi destruyó a los Elfos Oscuros. Sin embargo, Malekith y un pequeño grupo de Elfos Oscuros consiguieron sobrevivir y se escondieron, mientras que el Éter fue encontrado y escondido por Bor.

En 2013, la Convergencia se produjo una vez más, y Jane Foster descubrió involuntariamente el escondite del Éter después de haber sido teletransportada desde su ubicación por uno de los portales creados por el evento. Thor se la llevó a Asgard para que recibiera tratamiento, pero los Elfos Oscuros, habiendo sido despertados por el resurgimiento del Éter, atacaron Asgard, dando como resultado la muerte de Frigga. Con la intención de vengar a su madre, Thor formuló un plan donde él y Foster viajarían a Svartalfheim con la ayuda de su hermano, Loki. Malekith y sus secuaces los siguieron hasta ahí, donde Malekith tomó posesión del Éter. Mientras que Loki fue presuntamente asesinado por uno de los secuaces de Malekith, Algrim, Thor y Foster regresaron a la Tierra a través de otro portal, donde se reunieron con sus amigos Darcy Lewis, Erik Selvig, e Ian Boothby. Juntos, los cinco se dieron cuenta de que Malekith tenía la intención de repetir sus acciones previas y, usando un mapa dada por las primeras civilizaciones humanas señalando el cumbre de la Convergencia, se enfrentaron a él en Greenwich, Inglaterra.[1]

Batalla

"La oscuridad regresa, Asgardiano. ¿Has venido a presenciar el fin de tu universo?[...] ¿Crees que detendrás su fuerza? ¡El Éter no puede ser destruido!"
"Pero tú sí."
Malekith y Thor[fnt.]

Cuando los dos grupos llegaron a Greenwich, la Convergencia ya estaba cerca de su punto máximo. Enormes portales hacia cada uno de los Nueve Mundos se habían abierto por encima del distrito, alineándose poco a poco. Thor y Malekith se enfrentaron en un feroz duelo, con Malekith, ahora teniendo el poder del Éter, estando al mismo nivel de Thor. El duelo los envió a través de varios portales, teletransportándolos a mundos como Svartalfheim y Jotunheim. En este último mundo, los dos combatientes provocaron involuntariamente que una Bestia de Jotunheim los regresara a Greenwich.

Mientras Thor lidiaba con Malekith, Jane Foster, Erik Selvig, Darcy Lewis, e Ian Boothby usaron los dispositivos creados por Selvig para hacerle frente a los subordinados de Malekith. Los dispositivos manipularon las anomalías gravitatorias creadas por la Convergencia, lo que les permitió usarlas como dispositivos de teletransportación. Los dispositivos dispersaron a los Elfos Oscuros soldados, y con el tiempo éstos fueron asesinados por los humanos, Thor, o la Bestia de Jotunheim. Durante la batalla, la Real Fuerza Aérea Británica intervino, mandando a dos Eurofighter Typhoons para abrir fuego contra la nave de los Elfos Oscuros. Sin embargo, los aviones fueron atraídos por los portales, teletransportándolos a Vanaheim.

Thor y Malekith fueron separados por otro portal, enviando a Thor hasta una estación de metro y Malekith regresando a Greenwich. Ahora sin nadie que lo enfrentara, Malekith procedió a desatar el Éter, enviando su poder a través de los portales. Afortunadamente, Thor llegó justo a tiempo y, usando los dispositivos de Selvig, le cortó los dos brazos a Malekith. Enfurecido, Malekith se burló de que el Éter no podía ser destruido; Thor le respondió a Malekith diciendo que él podía, y usando el Mjolnir, lo tele-transportó de vuelta a Svartalfheim, deteniendo su ataque. Sin embargo, la nave dañada de Malekith comenzó a derrumbarse, y casi aplastó tanto a Thor como a Foster hasta que Selvig usó el último de sus dispositivos para tele-transportarlo a Svartalfheim, donde aplastó y mató a Malekith, poniendo fin a la amenaza de los Elfos Oscuros una vez por todas.

La Convergencia terminó poco tiempo después y los aviones de la Real Fuerza Aérea Británica regresaron de forma segura a la Tierra.[1]

Consecuencias

"Hijo, busca tu destino."
"Gracias, padre."
―"Odín" y Thor[fnt.]

Thor regresó brevemente a Asgard donde le informó a Odín de su victoria y del sacrificio de Loki en Svartalfheim. Thor luego admitió que no estaba listo para convertirse en Rey de Asgard por el momento, y regresó a la Tierra para vivir con Jane Foster. Sin que Thor supiera, Odín era en realidad Loki disfrazado, después de haber fingido su muerte en Svartalfheim para usurpar el trono.[1]

Las piezas tecnológicas de los Elfos Oscuros que fueron dejadas tras la batalla fueron recogidas por S.H.I.E.L.D., y los daños fueron limpiados durante la noche.[2] La Bestia de Jotunheim continuó corriendo libremente a través de Londres.[3]

No deseando mantener el Éter en la Cámara de Odín con el Teseracto, Volstagg y Sif fueron al Museo del Coleccionista en Knowhere para entregárselo a él. Los dos desconocían que Taneleer Tivan estaba recolectando en secreto las Gemas del Infinito. Uno de los últimos sobrevivientes de los Elfos Oscuros estaba en el Museo del Coleccionista, lugar que terminó explotando.[4]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.