FANDOM


La Batalla de Chicago fue la batalla final entre S.H.I.E.L.D. y un desquiciado Glenn Talbot, para evitar que absorba el Gravitonium ubicado en Chicago, lo que causaría la profetizada Destrucción de la Tierra. Talbot gano poderes después de infundirse con Gravitonium con la intención de expiar sus errores cuando fue secuestrado por HYDRA, pero se obsesionó con el poder y se convenció de que necesitaba aumentar sus poderes para vencer a Thanos. Gracias a la información de la vidente Inhumana Robin Hinton, él comenzó a buscar el Gravitonium que necesitaba.

Como S.H.I.E.L.D. evacuó la ciudad en el Zephyr One, Quake somete a Talbot e intenta apelar a su patriotismo, pero en este punto ya era demasiado tarde y él trató de absorber a Johnson. Sin otra opción, Quake, en el último segundo, se inyecta el Suero Ciempiés que podía salvar al moribundo Phillip Coulson, que la había escondido en sus guanteletes, y expulsa a Talbot al espacio, poniendo fin a su alboroto y alterando la línea de tiempo.

Antecedentes

Al ser capturado por HYDRA, el general Glenn Talbot fue sometido a un lavado de cerebro, obligándolo a revelar información confidencial de S.H.I.E.L.D.[1] Talbot fue liberado gracias a S.H.I.E.L.D. y fue llevado al Faro,[2] donde S.H.I.E.L.D. almacenó el Gravitonium confiscado de HYDRA. En un intento de redimirse de los errores de su pasado, Talbot se infundió con Gravitonium, que le otorgo poderes de manipulación de gravedad. Gracias a esto, Talbot pudo poner fin al Asedio del Faro conducido por la alianza extraterrestre conocida como la Confederación.[3]

Sin embargo, Talbot comenzó a mostrar una megalomanía extrema, debido a que sus poderes lo volvieron inestable mentalmente por su daño cerebral. Como resultado, Talbot, que estaba convencido de que es el único héroe capaz de detener a Thanos, se unió a la Confederación y busco más Gravitonium para aumentar sus poderes. Frente a la desaprobación de Hale y Phillip Coulson, Talbot se volvió contra su antiguo amigo. Talbot asesinó a Hale y ordeno que Coulson y sus aliados de S.H.I.E.L.D. fueran tomados como prisioneros de guerra mientras buscaba más Gravitonium,[4] a pesar de los intentos de S.H.I.E.L.D. por detenerlo.

Para localizar los depósitos sin explotar de Gravitonium, Talbot secuestra a la Inhumana Robin Hinton y su madre Polly.[5] Luego, él obligo a Robin a revelar la ubicación de un depósito de Gravitonium debajo de la ciudad de Chicago.[6]

Batalla

Talbot toma los restos de la Nave de Qovas y lo estrella contra la ciudad de Chicago, donde podía encontrar más Gravitonium según Robin Hinton, causando daños en los edificios cercanos. Mientras deja a Robin y Polly Hinton dentro de la nave con dos soldados Remorath, él baja a la ciudad y localiza un depósito de Gravitonium y, usando sus poderes, levanta una columna de roca de las calles de Chicago para acceder al Gravitonium pegado a la roca. Una vez encontrado, Talbot absorbió el elemento en su propio organismo antes de dejar caer la columna al suelo, provocando más daños a la ciudad. Talbot procedió a encontrar más fuentes de Gravitonium.

Sin embargo, mientras el oficial Zbyszewski del Departamento de Chicago se preparó para enfrentar a Talbot, S.H.I.E.L.D. interviene en un intento de detener a Talbot. Ellos llevaron el Zephyr One a Chicago y contactaron con todos los civiles en peligro para que se dirigieran al vehículo para ser evacuados de la zona de peligro. Mientras Jemma Simmons, Elena Rodriguez y Piper permanecen en el Zephyr One para coordinar la evacuación, Alphonso Mackenzie, Melinda May y Leo Fitz fueron a buscar civiles atrapados en los edificios impactados por la nave espacial Remorath.

Fitz, Mackenzie y May pronto encuentran a Robin, quien había escapado. Sin embargo, su madre Polly se quedó atrapada en los restos de la nave espacial, lo que provocó que Mackenzie se fuera y la buscara. En ese momento, Fiz recuerda que ni Mackenzie ni Polly estaban vivos en el futuro, por lo que Fitz y May también ingresan a la nave. Cuando libera a Polly de su celda, Mackenzie fue atacado por dos guardias Remorath. Él se las arreglas para detenerlos hasta que May y Fitz interviene y los mata.

Mientras tanto, Davis pilotea un Quinjet con Phillip Coulson y Daisy Johnson a la cuidad. Aunque Johnson pensaba neutralizar a Talbot para que Coulson pudiera convencerlo, Coulson revelo que no se uniría a la batalla ya que estaba demasiado débil para estar de pie, porque no se tomó el Suero Ciempiés. Coulson y Johnson tuvieron una breve discusión, pero Coulson convenció a Johnson de ir y confrontar a Talbot por su cuenta. Ella acepto a regañadientes y dejo el Quinjet, ordenando a Coulson regresar al Zephyr One y tomar la cura. En realidad, ella desconocía que Coulson había escondido la jeringa que contenía la cura dentro de sus guanteletes.

Davis devuelve el Quinjet al Zephyr One. Al darse cuenta que Coulson había perdido el conocimiento debido a su condición, él lo lleva a sus colegas. Rodriguez realiza R.C.P. sobre él mientras Simmons busca la jeringa, solo para descubrir que no estaba. Al final, Rodríguez pudo reanimar a Coulson.

En las calles de Chicago, Quake corre y usa sus poderes para embestir a gran velocidad a Talbot, golpeándolo en el suelo hasta que se estrelló en un autobús. Quake le ordeno a Talbot que se detuviera, ya que estaba causando la muerte de muchas personas, pero Talbot responde que eran daños colaterales y que tenía que autoalimentarse para convertirse en un verdadero héroe. Debido a esto, Quake intento apelar a Talbot como militar y padre, alegando que ya era un héroe al haber jurado proteger a las personas y que podía hacerlo sin asustar a su propio hijo.

En un principio, Talbot parece haber escuchado a Quake, pero él aclara que tuvo el mismo discurso antes de que Hale lo tortura y cada vez que Coulson lo traicionaba. Entonces, Talbot toma a Quake y comienza a elevarse en el aire con ella. Después de estar varios metros en el aire, Talbot estrella violentamente a Quake en el suelo, causando una onda de choque que daña notablemente el edificio en donde estaban Fiz, Mackenzie, May y los Hintons. Producto a esto, algunos escombros caen sobre Fitz, enterrándolo por debajo.

Debilitada por el choque, Quake apenas podía seguir luchando. Talbot la forzó a pararse y decide absorber a Quake en su propio organismo para usar sus poderes para acceder al Gravitonium que buscaba con mayor facilidad. Sin embargo, cuando Quake estaba a punta de ser absorbida, ella descubre el Suero Ciempiés que Coulson escondió en sus guanteletes. Ella se inyecta el suero, aumentando sus poderes y permitiéndole liberarse de Talbot. Enfurecido, Talbot ataca por última vez, pero Quake usa sus poderes mejorados para golpear a Talbot con una onda de choque que envía a Talbot al espacio, matándolo.

Mientras tanto, May y Mackenzie quitaron los escombros sobre Fitz y lograron encontrarlo, solo para descubrir que estaba malherido, con un trozo de hierro que perforo su estómago. Al darse cuenta que no podían hacer nada, May y Mackenzie permanecen al lado de Fitz, llorando y sosteniendo su mano mientras Fitz luchaba por respirar y estar consciente. Mackenzie consuela a Fitz hasta el final y Fitz finalmente perece por sus heridas.[6]

Consecuencias

Gracias a que Phillip Coulson decidió renunciar a tomar el Suero Ciempiés, Quake pudo vencer a Glenn Talbot y evitar la Destrucción de la Tierra. Gracias a esto, S.H.I.E.L.D. pudo salvar a la humanidad y dio lugar a un cambio importante en la línea de tiempo, evitando no solo la destrucción de la Tierra sino también todos sus eventos posteriores.

A pesar de la muerte de Leo Fitz durante la batalla, los agentes de S.H.I.E.L.D. y especialmente la esposa de Fitz, Jemma Simmons, descubrieron que de alguna manera aún podían salvarlo. Como Fitz se congelo por 74 años, después de que su equipo fue enviado al futuro, aún existe una versión de Fitz que está en animación suspendida y vivo en su cápsula espacial, ya que su equipo volvió al presente y evito el apocalipsis. Producto a esto, ellos deben descubrir cómo encontrarlo y traerlo de vuelta a la Tierra.

Después de que su misión es un éxito, y sabiendo que apenas tenía semanas de vida, Coulson decide retirarse de S.H.I.E.L.D., así que él y Melinda May se quedan en Tahití. El resto de los agentes de S.H.I.E.L.D. bajo el mando del nuevo director, Alphonso Mackenzie, deciden seguir con sus nuevas misiones.[6]

Referencias

  1. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.15: Rise and Shine
  2. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.17: The Honeymoon
  3. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.19: Option Two
  4. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.20: The One Who Will Save Us All
  5. Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.21: The Force of Gravity
  6. 6,0 6,1 6,2 Agents of S.H.I.E.L.D.: 5.22: The End
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.