FANDOM


El Bastón Berserker es una antigua arma Asgardianda dejada en la Tierra hace siglos por un soldado Asgardiano. El soldado rompió el bastón en tres pedazos y lo ocultó en toda Europa. Fue recuperado por un grupo de paganos nórdicos, que lo usa para el terrorismo, pero fue recuperada por S.H.I.E.L.D. Aunque cae en manos de HYDRA, fue nuevamente recuperada por S.H.I.E.L.D.

Historia

En Asgard, un ejército formado, en su mayoría, por Asgardianos sin profesión de guerreros, conocido como el ejército Berserker, se le otorga un bastón que les proporciona una poderosa fuerza e ira.

En el siglo 12, después de que el Ejército Berserker de Asgard vino a la Tierra en una campaña sin especificar, un soldado decidió quedarse en la Tierra y eventualmente toma el nombre de Elliot Randolph. Temiendo que su bastón cayera en manos equivocadas, Randolph rompe su bastón en tres piezas y las oculta en toda Europa: una en un árbol en Noruega, uno en una cripta en España y otra en una iglesia en Irlanda.

Cuando los miembros de un Grupo Pagano Nórdico descubren que los dioses nórdicos eran una raza llamada Asgardianos, ellos encontraron un manuscrito con instrucciones de cómo localizar el bastón, encontrando así la primera pieza en Noruega. Las acciones del grupo provocó que Randolph y S.H.I.E.L.D. comenzarán la búsqueda de las otras piezas.

En Irlanda, S.H.I.E.L.D. evita que los paganos recuperen la última pieza y derrotan y detienen al grupo. Posteriormente, el bastón es llevado al Fridge.[1]

Durante la Sublevación de HYDRA, John Garrett y Grant Ward obtienen el bastón durante el asalto al Fridge.[2]

Después de que el equipo de Coulson irrumpe en unas las instalaciones de HYDRA en Cuba, Garrett le ordenó a Kaminsky, llevar el bastón, y Soldados Ciempiés para detenerlos.[3]

Melinda May le quita a Kaminsky el bastón y lo usa para mejorar sus habilidades. Ella lucha contra los soldados hasta que Coulson le ordenó “tumbar la casa”. Usando el bastón, May destruye las columnas de la base, derrumbando el edificio y enterrando a sus oponentes, pero May y su equipo se salvan.[4]

Capacidades

Cualquiera que toca el bastón, sea humano o Asgardiano, recibe una descarga de adrenalina y una fuerza sobrehumana alimentada de la rabia y odio del mismo portador, liberando los recuerdos más doloroso, odiosos y desagradable de la persona. Después de usarlo, el portador queda fatigado y requiere sueño. En los seres humanos, las secuelas psicológicas provocan que confronten su propia rabia y odio interno, que puede dejarlos marcados por años.

Appearances

Referencias

  1. Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.08: The Well
  2. Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.18: Providence
  3. Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.21: Ragtag
  4. Agents of S.H.I.E.L.D.: 1.22: Beginning of the End
El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.