FANDOM


"Debe haber un modo pacífico de resolver esto, amigos. O también violento, pero conmigo por allá."
Rocket Raccoon al Clan Devastador de Yondu[fnt.]

El Ataque en Berhert fue un intento de la facción de Devastadores de Yondu Udonta, contratados por Ayesha, de capturar a los Guardianes de la Galaxia.

Antecedentes

"Nos encargaron un trabajito interesante. Una doncella dorada que se tiene en bastante alta estima nos ofreció una generosa suma por atraparlos y llevarlos ante ella porque quiere asesinarlos."
Yondu Udonta a Rocket Raccoon[fnt.]

Los Soberanos contrataron a los Guardianes de la Galaxia para matar a un Abilisk que atacó su fuente de energía, generada por Baterías Anulax. Después de completar la misión, Rocket Raccoon robó algunas baterías porque eran muy costosas. Cuando descubrieron la traición, los Soberanos enviaron una flota de drones tras el Milano, pero todas las naves fueron destruidas por Ego. Entonces, la Suma Sacerdotisa Ayesha se reunió con Yondu Udonta y le encomendó atrapar a los Guardianes. El Milano se estrelló en Berhert, donde los Guardianes se encontraron con Ego, el padre de Peter Quill. Rocket y Groot se quedaron en el planeta reparando la nave y vigilando a Nebula, a quien tenían prisionera, mientras el resto viajó con Ego a su planeta.[1]

Ataque

"No eres tan rudo sin tus juguetes."
brahl a Rocket Raccoon[fnt.]

Los Devastadores llegaron a Berhert durante la noche y localizaron el Milano a través de un rastreador que Yondu Udonta le había colocado. Los grupos de Devastadores que intentaban acercarse al Milano fueron cayendo en una serie de trampas colocadas por Rocket, y muchos quedaron fuera de combate. Brahl y Oblo lo interceptaron e intentaron atraparlo, pero Rocket los venció sin mucho esfuerzo. Antes de poder escapar, Rocket fue acorralado por Udonta, quien le apuntó con su flecha, y rápidamente el resto de los Devastadores lo rodearon. Mientras lo rodeaban, Udonta decidió vender las baterías en lugar de entregar a los Guardianes, asumiendo que los Nova Corps tomarían represalias si esto sucedía. Esta decisión provocó el alzamiento de algunos Devastadores, liderados por Taserface, dado que algunos pensaban que siempre que Peter Quill los traicionaba, Udonta lo perdonaba sin castigarlo. Kraglin Obfonteri, leal primer oficial de Yondu, se sumó a la protesta sin saber que se formaría un motín. Cuando los seguidores de Taserface sacaron sus armas, Tullk no dudó en defender a su capitán. Pero mientras ambos bandos se apuntaban entre sí, apareció Nebula y le disparó a Udonta y Rocket, dejándolos inconscientes.[1]

Consecuencias

" asesinaste a todos esos hombres al guiarlos por el camino equivocado, porque eres débil, ¡y estúpido! Al fin los Devastadores alcanzarán una vez más la gloria con un nuevo capitán; ¡Taserface!"
Taserface[fnt.]

Después del ataque, el motín generado estalló y los Devastadores leales a Yondu Udonta fueron aprisionados por los Devastadores leales a Taserface, quienes también tomaron prisioneros a Rocket Raccoon y Groot. En el Eclector, Udonta fue atado a una silla, humillado, y obligado a ver como sus aliados eran asesinados al ser expulsados al espacio exterior. Después, Taserface encerró en una celda a Udonta y Rocket, con la intención de entregarlos a los Kree. Nebula abandonó el Eclector para ir al Planeta de Ego y matar a Gamora.[1]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.