FANDOM


"Su última base está aquí, en los Alpes, 150 metros bajo la superficie."
"¿Y entonces que hacemos? No podemos llegar y tocar a su puerta, ¿no?"
"¿Por qué no? Es justo lo que vamos a hacer."
Chester Phillips, James Morita y Steven Rogers[fnt.]

El Ataque al cuartel general de HYDRA fue una batalla entre HYDRA y los aliados occidentales que se desarrolló en el cuartel general de HYDRA.

Antecedentes

"Schmidt debería estar en un manicomnio. Se cree dios y quiere acabar con medio mundo para probarlo, empezando con Estados Unidos."
"Schmidt cuenta con poderes que superan nuestra capacidad. Si cruza el Atlántico, acabará con toda la Costa Este en una hora."
Chester Phillips y Howard Stark[fnt.]

Steven Rogers, los Comandos Aulladores, el Ejército de los Estados Unidos y la Reserva Científica Estratégica destruyeron la mayoría de las bases de HYDRA en Europa, frustrando muchos de sus ataques. Sin embargo, nunca lograron encontrar a Johann Schmidt ni a su cuartel general secreto, por lo que los comandos atacaron un tren en el que iba Arnim Zola.

Durante el ataque, Gabe Jones capturó a Zola, pero James Buchanan Barnes, el mejor amigo de Rogers, cayó del tren directamente al fondo de un valle y presuntamente falleció. Finalmente, Zola le confesó al coronel Chester Phillips que Schmidt planeaba atacar Estados Unidos y le reveló la ubicación de la sede secreta de HYDRA. Rogers, los Comandos Aulladores, el ejército y la SSR se dirigieron al lugar para acabar con HYDRA de una vez por todas.[1]

Ataque

"Haría esto todo el día."
"No cabe duda, es obvio. Pero por desgracía, tengo una agenda ocupada."
"¡Yo también!"
Steven Rogers y Johann Schmidt[fnt.]

Steven Rogers iba de camino a la base de HYDRA en su motocicleta y antes de llegar a su destino, fue visto por seis soldados de HYDRA que comenzaron a perseguirlo en sus propias motocicletas. Rogers usó las armas de su vehículo para deshacerse de los soldados y continuó hacia la entrada del lugar. Al ver la entrada bloqueada por un Mini Tanque HYDRA y varios cañones, Rogers colocó su escudo en la parte delantera de su motocicleta para bloquear el fuego del cañón antes de destruir el vehículo blindado con los lanzacohetes de su motocicleta. Después de ingresar al lugar y programar la autodestrucción de la motocicleta, Rogers la dirigió hacia la puerta principal y saltó. La puerta fue destruída exitosamente y Rogers comenzó a luchar contra los soldados de HYDRA. Finalmente, Rogers fue rodeado por varios soldados que lo arrestaron y lo llevaron ante Johann Schmidt.

Schmidt esperó a Rogers en su oficina y le expresó su odio, debido a que sentía que Abraham Erskine le había proporcionado el Suero del Súper Soldado a alguien que no lo merecía, por lo que estuvo a punto de asesinar a Rogers, sin embargo, antes de que disparara, Schmidt vió a los Comandos Aulladores deslizarse directamente hacia las ventanas de su base desde una montaña cercana. Al notar que la presencia de Rogers era una distracción, Schmidt tuvo que apresurar sus planes antes de que los aliados allanaran toda su base. Cuando James Montgomery Falsworth llegó, le arrojó a Rogers su escudo para que siguiera a Schmidt y James Morita le informó a Chester Phillips que procedieran con el ataque terrestre. Las tropas de la Reserva Científica Estratégica atacaron a los soldados de HYDRA y entraron a la base. Mientras Rogers perseguía a Schmidt un soldado de HYDRA con un lanzallamas bloqueó su camino, no obstante, Margaret Carter lo asesinó y le permitió a Rogers seguir con la persecución.

Rogers siguió a Schmidt hasta el hangar donde estaba la pista de vuelo de la Valquiria, vehículo que Schmidt ya había abordado y puesto en marcha. Rogers intentó alcanzar el avión a pie pero no logró hacerlo, por lo que Phillips y Carter lo recogieron en el automóvil de Schmidt para continuar persiguiéndolo. Phillips condujo el vehículo a toda velocidad hasta posicionarse en la parte trasera de los neumáticos de la aeronave y Rogers saltó hacia ellos justo después de besar a Carter. Phillips detuvo el vehículo y lo arrastró hasta el borde de la pista para salvarse de caer en un acantilado, él y Carter vieron a Rogers por última vez mientras se alejaba en el avión. Las tropas de la SSR derrotaron al personal restante de HYDRA y se hicieron con la base.[1]

Consecuencias

"Tengo que llevarlo al agua."
"Espera, no lo hagas."
Steven Rogers y Margaret Carter[fnt.]

Tras abordar la Valquiria, Rogers se abrió camino con éxito a través del avión, luchando contra Schmidt hasta que el Teseracto lo teletransportó a un lugar desconocido. Al ver que el avión se dirigía directamente a Estados Unidos, Rogers decidió sacrificarse y estrellar el avión en el Ártico, donde presuntamente falleció.[1]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.