FANDOM


"Repórtense de inmediato a sus estaciones. Este no es un simulacro. Estamos siendo atacados. Estamos siendo atacados."
Wolfgang von Strucker[fnt.]

El Ataque a la Base de Investigación de HYDRA fue la batalla final de la Guerra contra HYDRA. Los Vengadores atacaron la unidad de HYDRA a cargo de Wolfgang von Strucker en las afueras de Novi Grad, Sokovia, con la misión de obtener el Cetro oculto en la base.

El conflicto desembocó en la muerte de varios operativos de HYDRA, incluido el Doctor List; Anthony Stark encontró el Cetro y lo llevó a la Torre de los Vengadores; Steven Rogers incapacitó a Wolfgang von Strucker y lo puso bajo la custodia de la OTAN.

Antecedentes

"Supongo que HYDRA no sabe que el Cetro de Loki fue lo que me mató, pero si deben saber que controla mentes."
"En sus manos sería catastrófico. Coulson, dime que sabes dónde está."
"Sokovia. Me parece que List está ahí ahora."
Phillip Coulson y Maria Hill[fnt.]

Durante el Ataque a la Base de Investigación Antártica de HYDRA, el Director de S.H.I.E.L.D., Phillip Coulson, descargó archivos y datos importantes sobre las actividades de HYDRA. Éste contenía la ubicación de Wolfgang von Strucker e información sobre los experimentos ilegales en humanos. Estos archivos también revelaron que HYDRA había custodiado el Cetro que Loki utilizó en la Batalla de Nueva York.

Después del Ataque a la Base de Investigación Antártica de HYDRA, Coulson envió la información a Maria Hill durante una conversación privada y le pidió que se le pasara a los Vengadores para que atacaran la base en Sokovia.[1] Al enterarse de esto, los Vengadores emboscaron la base de HYDRA en Sokovia para frustrar los planes que tenían.[2]

Ataque

Las defensas perimetrales

"No nos rendiremos. Los estadounidenses envían a sus engendros a probar nuestra lealtad. Los regresaremos, en bolsas. ¡Nadie se rinde!"
Wolfgang von Strucker[fnt.]

Los Vengadores llegaron a un terreno nevado en algún lugar cerca de la Base de Investigación de HYDRA. Natalia Romanoff conducía una camioneta mientras Clinton Barton estaba de pie en el asiento de atrás, disparándole a los soldados de HYDRA uno por uno. Anthony Stark trató de volar directamente hacia la base, sólo para ser repelido por un escudo avanzado que estaba resguardándolo. J.A.R.V.I.S. reveló que la tecnología en esta base era la más avanzada en comparación con las otras bases de HYDRA que ellos habían atacado. En el interior del castillo, el Barón Wolfgang von Strucker fue informado sobre la situación. Al enterarse de que sus tropas estaban en pánico después de darse cuenta de que estaban siendo atacados por los Vengadores, von Strucker le ordenó al personal que enviara al resto de los tanques y soldados y les ordenó concentrar el fuego sobre los más débiles, como un golpe que les obligaría a cerrar filas.

Wolfgang von Strucker discutió con List sobre las investigaciones que habían hecho; este último trató de convencerlo de enviar a los gemelos, Wanda y Pietro Maximoff. Von Strucker se negó, diciendo que no estaban listos para la batalla. Él reafirmó su confianza en que sus hombres podían contener a los Vengadores. Los soldados empezaron a dispararle a Stark, y otros comenzaron a disparar con sus cañones a Novi Grad. Stark respondió a estos ataques enviando a la Legión de Hierro para que evacuaran a la ciudad. A pesar de la negación de la población local, la Legión evacuó con éxito la mayor parte de la zona.

Poco después, de regreso en la base, Strucker pronunció un discurso a sus hombres, diciéndoles que van a seguir luchando y que nadie podía rendirse. En privado, él le dijo a List que pensaba rendirse, y le pidió que limpiara todos los datos de los equipos de la base. Él también dijo que iba a entregarle todas las armas a los Vengadores, para que de esta manera ellos no revisaran el resto que quedaba en la base. Antes de que List pudiera realizar estas acciones, él y Strucker se dieron cuenta de que los gemelos habían desaparecido.

En el bosque nevado, Clinton Barton trató de destruir a otro búnker de HYDRA, pero se encontró con Pietro Maximoff. Maximoff usó su súper velocidad para activar las torretas del búnker, hiriendo a Hawkeye en el proceso. Maximoff a continuación golpeó rápidamente a Steven Rogers, usando su velocidad a su favor. Rogers le informó a Stark acerca de la llegada de personas con poderes en el campo de batalla.[2]

Irrumpiendo en la base

"Barón Strucker, el gran criminal de HYDRA."
"Aunque técnicamente trabajo para S.H.I.E.L.D."
"Pues técnicamente estás desempleado."
Steven Rogers y Wolfgang von Strucker[fnt.]

Momentos después, Anthony Stark desactivó con éxito el escudo que protegía la base mediante la destrucción de la fuente de poder en la parte norte. Él irrumpió en la base con facilidad, neutralizando a los soldados restantes, y asesinando al Doctor List con su repulsor antes de que éste pudiera eliminar todos los datos de los equipos. Stark salió de su armadura, lo colocó en un modo vigía, y le solicitó a J.A.R.V.I.S. hacer una copia de todos los datos restantes, que iban a ser enviados a Maria Hill en la Torre de los Vengadores. En el bosque, la mayoría de los soldados de HYDRA se rindieron. Natalia Romanoff se encontró con Hulk y le tocó la mano, recitando un arrullo para calmarlo lo suficiente para que volviera a ser Banner.

En el interior, Stark se dio cuenta de que la base estaba realizando más que sólo archivos y datos encontrando un pasaje subterráneo secreto. En otro lugar de la base, Steven Rogers se encontró con el Barón Wolfgang von Strucker y se enfrentó a él preguntándole sobre el Cetro y la experimentación con seres humanos, sólo para ser atacado por sorpresa por Wanda Maximoff, quien huyó de la escena rápidamente. Al no recibir respuesta, Rogers sometió rápidamente a Strucker. Bajo tierra, Stark llegó a un laboratorio, que albergaba Armaduras Chitauri, Armas Chitauri, e incluso un Leviatán, todo recuperado tras la Batalla de Nueva York. Él pronto encontró el Cetro, pero antes de que pudiera agarrarlo, fue manipulado mentalmente por Wanda Maximoff.

A medida que una alucinación se formó, los peores temores de Stark parecían cobrar vida: el Leviatán comenzó a moverse y volar sobre él. Tras darse la vuelta, él observó a sus compañeros de equipo muertos. Rogers abrió brevemente los ojos, diciéndole que Stark podía haberlos salvado si se hubiera esforzado más. Stark miró hacia arriba y observó cómo a través de un agujero de gusano con dirección a la Tierra, varios Leviatanes y Chitauris la invadían, listos para atacarla. Él se despertó del trance, convocó a un guante de su armadura, y se hizo con el Cetro.[2]

Consecuencias

"Se siente bien, ¿no? No han dejado de buscarlo desde que S.H.I.E.L.D. colapsó. No es que las peleas no hayan sido entretenidas pero..."
"No, pero esto... al fín cierra el círculo."
"En cuanto averigüemos para qué más lo usaron. Y no solo hablo de armas. ¿Desde cuándo Strucker mejora a los humanos?"
"Banner y yo lo examinaremos antes de que viajes a Asgard. ¿No hay problema? Sólo hasta la fiesta de despedida."
Anthony Stark, Steven Rogers y Thor[fnt.]

Después de la batalla, la OTAN arrestó a Wolfgang von Strucker y a sus aliados, mientras que los Vengadores se llevaron el Cetro a la Torre de los Vengadores en la Ciudad de Nueva York.

Profundamente afectado por la visión que había tenido, Anthony Stark decidió asegurar la paz mundial. Al descubrir una inteligencia artificial en la fuente de poder del Cetro, Stark creó al Programa Ultrón. Sin que nadie lo notara, el programa tomó conciencia propia y se convenció de que la humanidad era la responsable de impedir la paz mundial. Ultrón procedió a confrontar a los Vengadores y después huyó a Sokovia, donde creó un nuevo cuerpo para sí mismo y una legión de robots que le sirvieran, ambos hechos de Vibranio.[2]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.