FANDOM


"No soy una grabación, fräulein[1]. Tal vez no sea el hombre que fui cuando el Capitán me capturó en 1945, pero aquí estoy."
―Arnim Zola a Natalia Romanoff[fnt.]

El Doctor Arnim Zola fue un científico suizo que trabajó para HYDRA antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial. En un principio trabajó en la Sturmabteilung Nazi, solo para ser reclutado en 1934 por Johann Schmidt. Inicialmente, diseñó una gran cantidad de armas avanzadas para ayudar a HYDRA en su búsqueda de la dominación mundial. Durante los inicios de la guerra, Zola recibió la tarea de estudiar el Teseracto, objeto que Schmidt decidió usar para derrocar a Adolf Hitler y el Tercer Reich. Poco antes de que la guerra finalizara, Zola fue rastreado y capturado por Steven Rogers junto con los Comandos Aulladores.

A pesar de su captura antes de la derrota de Schmidt en 1945, Zola recibió una propuesta para unirse a S.H.I.E.L.D., organización destinada a proteger la paz mundial, y él aceptó viendo en ellos una oportunidad. Sin que nadie lo supiera, Zola usó su posición para comandar HYDRA desde las sombras. Con sus avances tecnológicos, Zola rescató a James Barnes, quien aparentemente había muerto cuando intentó capturarlo años antes, y experimentó con él transformándolo en el asesino letal de HYDRA conocido como el Soldado del Invierno.

En 1972, Zola recibió un diagnóstico terminal y falleció, pero su mente fue transferida a un complejo de almacenamiento digital en el Campamento Lehigh, donde permaneció oculto ayudando a HYDRA sin que nadie lo descubriera. En 2014, Steven Rogers y Natalia Romanoff descubrieron que Zola seguía vivo, y le informó cómo HYDRA, bajo su mando, había manipulado la historia a beneficio propio causando catástrofes y caos. En un intento de matar a Rogers y Romanoff, Zola hizo que S.H.I.E.L.D. bombardeara el Campamento Lehigh, destruyendo su cerebro en el incidente.

Biografía

Científico nazi

Reclutado por Johann Schmidt

Arnim Zola nació en Suiza, pero se convirtió en uno de los científicos más reconocidos de Alemania al jugar un rol importante en el surgimiento de la Alemania Nazi. En 1934, Zola trabajó en el campo de prueba de la Sturmabteilung en Kummersdorf, donde creó un exo-esqueleto que equiparaba las capacidades bélicas de un batallón. En julio de ese año, Kummersdorf fue atacado por una tropa de la Schutzstaffel dirigida por Johann Schmidt. Casi todos los colegas de Zola murieron en el asalto, pero él se salvó solo porque Schmidt vio el potencial que tenía y cómo podría ayudarlo a convertirse en un hombre superior.[2]

Trabajando en HYDRA

Más adelante, Johann Schmidt creó su propia división de la Schutzstaffel, a la cual nombró HYDRA, y Zola se convirtió en el científico principal de dicha organización. En septiembre de 1935, a Zola se le permitió reanudar sus estudios e investigaciones relacionadas con trajes y tecnología armamentista, ya que Schmidt logró capturar a Abraham Erskine, un científico alemán que trabajaba en una fórmula llamada Suero del Súper Soldado y se estaba negando a ayudarlo.

Al momento de la Guerra Civil Española, Zola ya había creado varios tipos máquinas avanzadas para usar en el campo de batalla, las cuales se sirvieron contra los republicanos españoles en Guernica en 1937. Simultaneamente, Zola había realizado estudios sobre ciencias paranormales y relacionadas con el ocultismo.[2]

Segunda Guerra Mundial

Transformación de Johann Schmidt

"¿Cómo se siente, Abraham? ¿Dejará que su orgullo le cause la muerte a su esposa e hijos?"
―Arnim Zola a Abraham Erskine[fnt.]

En noviembre de 1940, Zola se encontraba en el Castillo Kaufmann cuando Johann Schmidt probó el una versión inestable del Suero del Súper Soldado en sí mismo, lo que mejoró su fuerza y deformó su cuerpo. Dos días después, Zola visitó el calabozo del castillo para hablar con Abraham Erskine en su celda y advertirle que Schmidt mataría a su familia si no colaboraba con él, ignorando su sufrimiento. Poco después, Margaret Carter se infiltró en el castillo disfrazada de sirvienta, drogó a Zola junto con los guardias de seguridad y escapó del lugar con Erskine.[2]

Estudiando el Teseracto

"La energía que se recoletó podría impulsar mis diseños. Todos mis diseños. Esto cambiará la guerra."
"Doctor Zola, esto cambiará el mundo."
―Arnim Zola y Johann Schmidt[fnt.]

Cuando Johann Schmidt encontró el Teseracto en Noruega, regresó a la base de HYDRA para ordenarle a Zola estudiar el artefacto y extraer su poder. Mientras que Schmidt estaba ansioso por experimentar con el Teseracto y usarlo para derrotar al ejército estadounidense, Zola se mostró escéptico e insistió en ir con calma, ya que no estaba seguro de que sus máquinas funcionaran de forma óptima.

Finalmente, Zola comenzó el proceso de extracción de energía y Schmidt lo hizo a un lado, haciendo que todos los sistemas funcionaran a su máxima capacidad, para consternación de Zola. Como resultado, Zola descubrió que el dispositivo que había creado extrajo de forma exitosa una inmensa cantidad de energía que podía alimentar todo el arsenal y fábricas de HYDRA, quedando impresionado de su propio trabajo. Tras ser felicitado por Schmidt, Zola comentó que el Teseracto cambiaría la guerra, pero éste lo corrigió asegurando que su descubrimiento cambiaría el mundo.

Más tarde, Zola regresó a la oficina de Schmidt y lo sorprendió posando para un retrato, sintiéndose incómodo al verlo sin su máscara. Schmidt le informó a Zola que HYDRA finalmente había localizado a Abraham Erskine en la Ciudad de Nueva York. Cuando Zola preguntó si debían matarlo, Schmidt le indicó que él mismo había dado esa orden hace pocas horas. Antes de irse, Schmidt le pidió una opinión acerca de la pintura que estaban haciendo y Zola comentó que se trataba de una verdadera obra maestra.[3]

Separándose del Tercer Reich

"Como puede ver, la producción de la Valquiria va de acuerdo a lo planeado."
―Arnim Zola a Johann Schmidt[fnt.]

Cuando tres oficiales de la Schutzstaffel llegaron a la base de Johann Schmidt para supervisat sus avances en el desarrollo de armas avanzadas para el Tercer Reich, Schmidt les mostró el arsenal diseñado por Zola. Tras que uno de ellos descubiera que Schmidt tenía planeado bombardear Berlín, éste se vio obligado a vaporizarlos con un cañón, disculpándose con Zola por hacerlo presenciar la espantosa escena. Al declarar que HYDRA nunca crecería de la mano de Adolf Hitler, Schmidt y los guardias juraron su lealtad recitando el clásico saludo de la organización. Cuando Schmidt volteó su mirada hacia Zola, éste respondió diciendo "¡Hail HYDRA!", recibiendo una simple sonrisa por parte de su superior.

Con HYDRA autofinanciado, Zola y Schmidt exploraron la fábrica de armas en Austria, donde los prisioneros de guerra estaban siendo forzados a trabajar en la construcción de armas del Teseracto y el ensamblaje de la Valquiria. Pese a la positividad de Zola, Schmidt le ordenó aumentar la producción de todas las fábricas en un sesenta por ciento; cuando Zola advirtió que los soldados no soportarían tal carga, Schmidt no le dio importancia, revelándole que pronto llegarían más trabajadores.[3]

Ataque de Steven Rogers

"¿Qué está haciendo?"
"Nuestras fuerzas son inferiores."
―Arnim Zola y Johann Schmidt[fnt.]

En noviembre de 1943, Steven Rogers llegó a la base austriaca de HYDRA para rescatar a los soldados aliados que estaban siendo forzados a trabajar allí. Cuando Johann Schmidt se enteró de esto, inmediatamente programó la autodestrucción de la instalación, a pesar de las protestas de Zola. Desde el centro de mando, Zola observó en un monitor cómo Rogers derrotaba a sus guardias con facilidad y solo usando fuerza bruta.

Teniendo pocos minutos para escapar, Zola corrió al laboratorio donde estaba experimentando con James Buchanan Barnes; juntó sus planos y los guardó en su portafolios. Con todo lo que necesitaba, Zola salió de la habitación y se encontró frente a frente con Rogers, quien afortunadamente lo dejó ir al darse cuenta de que estaba al lado del laboratorio en el que tenían a Barnes.

Eventualmente, la autodestrucción de la base se activó y gran parte de ésta comenzó a desplomarse. Mientras Zola y Schmidt escapaban de la base, se encontraron con Rogers y Barnes, quienes también iban de salida. Tanto Rogers como Schmidt se involucraron en un breve duelo cuerpo a cuerpo, pero Zola finalizó la confrontación al retraer el puente en el que estaban, separándolos. Enfurecido, Schmidt se quitó su máscara y la lanzó al fuego.

Tras ver a Rogers discutir con Schmidt, Zola y éste último abordaron un elevador hacia el techo. A medida que subían, Zola recordó que la aeronave en la que Schmidt iba a escapar tenía un solo asiento, así que preguntó qué pasaría con él. Notando que Zola tenía razón, Schmidt le entregó las llaves de su automóvil y le advirtió que no rayara la pintura de éste.

Después de que Schmidt escapara, Zola corrió hacia donde estaba el auto y, con una sonrisa en el rostro debido al impresionante vehículo, escapó de la instalación. Sin que Zola lo supiera, Rogers memorizó uno de los mapas de su oficina, lo que más adelante le permitió al ejército de Estados Unidos destruir la mayoría de las bases de HYDRA, retrasando los planes de Schmidt para el mundo.[3]

Perdiendo la guerra

"Estamos cerca de una ofensiva que sacudirá al planeta y siempre nos atrasamos porque no puede vencer a un payaso con escudo."
"Pero esa no es mi especialidad. Yo... yo solamente fabrico las armas, no, no sé dispararlas."
Johann Schmidt y Arnim Zola[fnt.]

Como Steven Rogers y sus Comandos Aulladores lograron destruir progresivamente la mayoría de las fábricas de HYDRA en Europa, Zola tuvo que dejar de lado sus proyectos científicos para centrarse en destruir a este individuo, ya que Johann Schmidt comenzó a perder la paciencia con él por su negligencia.

Zola y Schmidt llegaron a los escombros de una fábrica y se reunieron con el hombre a cargo, a quien Schmidt asesinó por no derrotar a Rogers. Aunque Zola le recordó a Schmidt que su especialidad no eran las operaciones estratégicas, éste le advirtió que debía cumplir con su tarea antes de que Rogers finalizara la suya.

Finalmente, Zola viajó en un tren blindado a la Sede central de HYDRA para continuar con su trabajo. En el camino, el tren fue atacado por Rogers, James Buchanan Barnes y Gabe Jones, quienes tenían la misión de capturar a Zola bajo las órdenes de Chester Phillips. Viendo desde un monitor la destreza de sus atacantes, Zola envió varios soldados a matarlos, pero fueron cayendo uno por uno.

Rogers y Barnes se abrieron paso por todos los vagones y derrotaron a la mayoría de los atacantes, pero en dado punto, el tren sufrió daños y la cubierta se perforó, lo que Barnes cayó hacia un río helado y se perdió, aparentemente muriendo. La victoria de Zola sobre los Comandos duró poco, ya que como se concentró solo en Rogers y Barnes, no se percató de que Jones había recorrido todo el tren por el techo hasta llegar a estar encima de su cabina. Repentinamente, Jones irrumpió en ésta y Zola tuvo que rendirse, siendo entregado a las fuerzas estadounidenses para ser interrogado.[3]

Interrogado por Chester Phillips

"Schmidt piensa que recorre el cmaino de los dioses. Solo el mundo entero lo dejará satisfecho."
"¿Sabe que es una locura, no?"
"¿Qué? La cordura del plan no tiene importancia."
―Arnim Zola y Chester Phillips[fnt.]

Zola fue rápidamente llevado a la sede central de la Reserva Científica Estratégica y quedó a la espera de ser interrogado por el Coronel Chester Phillips. Zola estaba contemplando lo sucia que estaba su celda cuando Phillips entró con una bandeja de comida. Al ver que se trataba de un filete de res, Zola reveló que él no comía carne porque no le caía bien. Riéndose de ese comentario, Phillips le preguntó si el cianuro era algo más factible.

Sin preámbulos, Phillips afirmó que Zola planeaba vivir, ya que él era el único operativo de HYDRA que no se suicidó al ser capturado. Aunque Zola no mostró interés en delatar a Johann Schmidt, Phillips le hizo ver que cuando la guerra terminara, éste lo mataría al considerarlo un cabo suelto. Asumiendo que lo deportarían si colaboraba con Phillips, Zola le contó todo lo que sabía sobre Schmidt, indicándole que sus planes eran devastar el mundo entero para después dominarlo.[3]

Reconstruyendo HYDRA

Conociendo a Johann Fennhoff

"Tenía una visión, y no se realizó. ¿Qué caso tiene vivir? Pero con el tiempo, y tranquilidad, nuevas visiones vendrán. Conozco bien su trabajo con la mente, Herr Doktor. Me daría mucho placer escuchar qué opina de esto."
―Arnim Zola a Johann Fennhoff[fnt.]

En 1946, Zola estaba cumpliendo su sentencia en una prisión de los Estados Unidos de América. Un día, él recibió como compañero de celda al científico de Leviatán Johann Fennhoff, quien fue capturado por Margaret Carter y la Reserva Científica Estratégica en su campaña para desacreditar el nombre de Howard Stark. Como Fennhoff se veía frustrado por la derrota, Zola trató de animarlo diciendo que más adelante podría reinventar sus planes, entregándole un lapiz y un papel para hablar con él, pues estaba amordazado. Reafirmando que aunque sus circunstancias eran las peores, Zola reconoció que ambos se encontraban en una prisión en América, y concluyó diciendo que América era la tierra de las oportunidades.[4]

Corrompiendo S.H.I.E.L.D.

"Después de la guerra, S.H.I.E.L.D. fue fundada y me reclutaron. La nueva HYDRA creció, un hermoso parásito dentro de S.H.I.E.L.D."
―Arnim Zola[fnt.]

Después de la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos dieron inicio a la Operación Paperclip, un programa utilizado para reclutar a científicos alemanes aprovechando su conocimiento y experiencia. Como parte de la operación, Zola fue liberado de prisión y reclutado por S.H.I.E.L.D., organización que absorbió a la Reserva Científica Estratégica. Pese a que la agencia se fundó con la misión de proteger la paz mundial, Zola se infiltró en ésta como un parásito y usó su posición para recrear a HYDRA sin ser detectado. Teniendo en cuenta los errores que HYDRA cometió en la guerra, Zola y sus aliados infiltrados propusieron crear un mundo caótico alimentando crisis y guerras, para que la tarea de S.H.I.E.L.D. nunca terminara y ellos se mantuvieran controlándola.[5]

Creando al Soldado del Invierno

"Ahora serás el nuevo puño de HYDRA."
―Arnim Zola a James Buchanan Barnes[fnt.]

Usando los recursos de S.H.I.E.L.D., Zola y otros médicos continuaron experimentando con James Buchanan Barnes hasta convertirlo en un agente de élite y el asesino más hábil de HYDRA, el Soldado del Invierno.[5] A inicios de la década de 1970, Zola trabajaba en el Campamento Lehigh junto a Howard Stark y Henry Pym.[6] Dos años después, recibió un diagnístico terminal, por lo que traspasó sus conocimientos a una serie de bancos de datos que convirtió en un sistema de inteligencia artificial. Tal como los doctores le habían dicho, sus esperanzas de vida cayeron y falleció en el mismo año. Aunque el mundo lo creyó muerto, Zola continuó viviendo cibernéticamente, y le reveló su existencia a algunos operativos de HYDRA infiltrados en S.H.I.E.L.D., entre ellos, Alexander Pierce.[5]

Sublevación de HYDRA

"HYDRA creó un mundo tan caótico, que la humanidad al fín está dispuesta a sacrificar su libertad para obtener su seguridad. En cuanto se complete un proceso de purificación, se alzará el nuevo orden mundial de HYDRA. Ganamos, Capitán. Tu muerte vale lo mismo que tu vida. Un total de cero."
―Arnim Zola a Steven Rogers[fnt.]

En 2014, Alexander Pierce, un alto funcionario de S.H.I.E.L.D. y aliado de Zola, puso en marcha los planes para dar inicio al nuevo orden mundial de HYDRA, tomando el control de Proyecto Insight con el apoyo del Consejo Mundial de Seguridad. Tras que el Director Nicholas Fury fuera "asesinado" por sospechar de los planes de HYDRA, Natalia Romanoff y Steven Rogers descubrieron en un búnker oculto del Campamento Lehigh, el cual contenía la computadora central que almacenaba la conciencia de Zola creada en 1972.

Al verlos entrar a su guarida, Zola mencionó los nombres completos de Rogers y Romanoff, así como también sus fechas de nacimiento. Debido a que la tecnología evidenciaba ser antigua, Romanoff pensó que se trataba de una grabación, pero Zola le respndió presentándose como un hombre diferente al que Rogers capturó en 1945, dando a conocer su capacidad de pensar y dialogar.

Pese a que Rogers reconoció a Zola, declaró no entender cómo seguía vivo, ya que Johann Schmidt y HYDRA habían sido derrotados por él en la Segunda Guerra Mundial. Oyendo esto, Zola les contó lo que había pasado con su cuerpo físico y lo que tuvo que hacer para que su mente prevaleciera en el tiempo. Insinuando que estaba vivo gracias a S.H.I.E.L.D., Romanoff dedujo que Zola hablaba de la Operación Paperclip, comentario que él acreditó informando que fue reclutado tras la guerra.

Dado que Rogers y Romanoff seguían sin entender, Zola aprovechó la oportunidad para revelar detalles de su trabajo en HYDRA, su infiltración en S.H.I.E.L.D., el verdadero propósito del Proyecto Insight y la larga campaña que llevó a cabo controlando el caos en el mundo. Haciendo énfasis en Insight, Zola mencionó haber creado una algoritmo capaz de preveer futuras amenazas para HYDRA, personas que serían eliminadas por los Helicarriers avanzados.

Al finalizar su charla, Zola confesó haber estado distrayendo a Rogers y Romanoff para que no se alertaran del misil que se dirigía al Campamento Lehigh. Pese a que se percataron de lo que pasaría, Zola selló la entrada mientras se burlaba de sus inevitables fallecimientos. Tras comentar que la muerte de los tres sería lo mejor para todos, el misil de S.H.I.E.L.D. impactó el lugar, destruyendo el campamento y la unidad central de Zola con él.[5]

Legado

Lanzamiento del Proyecto Insight

"El programa se modificó. El intervalo es limitado. Dos blancos nivel 6. Zola fue el precio que pagué. Confirma su deceso en diez horas."
Alexander Pierce al Soldado del Invierno[fnt.]

Habiendo presenciado la explosión, Brock Rumlow le informó a Alexander Pierce sobre la muerte definitiva de Zola y la supervivencia de Steven Rogers y Natalia Romanoff. Pierce se reunió con el Soldado del Invierno y le dio la misión de ejecutar a Rogers y Romanoff en un lapso de diez horas, ya que su supervivencia dio lugar a que Zola muriera en vano.[5]

Relaciones

Aliados

Enemigos

Apariciones

Apariciones de Arnim Zola
En orden cronológico:

Detrás de escenas

  • Arnim Zola en el Universo Cinematográfico de Marvel es la segunda representación en vivo del personaje, después de la versión retratada por Peter Haworth.
  • El papel de Arnim Zola en Captain America: The Winter Soldier inicialmente causó controversias, ya que su historia se consideró muy ligada a la ciencia ficción en una película que trataba de conspiraciones.
  • Arnim Zola iba a aparecer en Ant-Man, ya que se liberó un arte conceptual de ésta película en la que el personaje tenía su mente almacenada en un cuerpo robótico similar al de los cómics, pero finalmente fue eliminado.

Trvia

  • En los cómics, Arnim Zola es un genetista cuya conciencia fue transferida a un cuerpo robótico. En Captain America: The First Avenger se muestra que Zola tenía los planos de un androide similar a su apariencia de los cómics.

Referencias

Enlaces externos

*Nota: Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción. El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Stream the best stories.

Algunos de los enlaces son de afiliados, lo que significa que, sin costo adicional para ti, Fandom ganará una comisión si haces clic y realizas una subscripción.

Get Disney+