FANDOM


"Señor, el Mark VII no está listo para ser activado."
"Tengo prisa. Olvida los acabados."
J.A.R.V.I.S. y Anthony Stark[fnt.]

La Armadura Mark VII fue el séptimo traje de Iron Man de Anthony Stark, y el primero en ser diseñado para desplegarse automáticamente y unirse al usuario. Este traje posee avances en el sistema de vuelo y de armas. Cuando no está en uso se convierte en una cápsula cilíndrica.

Historia

Batalla de Nueva York

Durante un ataque al Helicarrier de S.H.I.E.L.D., en el cual Loki escapó de prisión, la Mark VI de Anthony Stark quedó severamente dañada al intentar reparar y reiniciar las turbinas dañadas del Helicarrier. Cuando Stark se dió cuenta de que Loki tenía la intención de llevar a cabo sus planes desde la parte superior de la Torre Stark, reparó el Mark VI lo suficiente como para llegar volando a Nueva York. Al llegar, salió de el Mark VI mientras le decía a J.A.R.V.I.S. que preparara el Mark VII, su nueva armadura de Iron Man que estaba en su última fase de desarrollo pero que aún no se había probado.

Stark distrajo a Loki mientras J.A.R.V.I.S. preparaba el Mark VII y deslizó de forma encubierta un par de pulseras. Después de que Loki no pudo tomar el control de la mente de Stark, decidió deshacerse de él arrojándolo por una ventana hacia su muerte. Desesperado, Stark ordenó a J.A.R.V.I.S. desplegar el Mark VII mientras era arrojado por la ventana. El Mark VII acababa de llegar al ascensor y se desplegó rápidamente, estrellándose contra Loki mientras seguía a Stark por la ventana. Utilizando sus propulsores, el Mark VII pudo atrapar a Stark mientras caía y, ubicando sus brazaletes, se aferró a él mientras ensamblaba la armadura de Iron Man, permitiendo que Stark volviera a volar para enfrentar a Loki y su ejército cuando comenzaba a emerger un portal en el cielo.

La armadura fue rápidamente puesta a prueba contra los Chitauri, ya que mantuvo a raya a un gran número de sus carruajes voladores y distrajo a un Leviatán cuando el resto de los Vengadores llegaron. Luchando junto a sus compañeros de equipo, Stark usó el traje para mantener la superioridad aérea sobre los Chitauri y en un momento eliminó a un Leviatán al volar a través de él. A medida que la batalla se intensificaba, el Consejo Mundial de Seguridad anuló la autoridad de Nicholas Fury y lanzó una bomba nuclear para eliminar a los invasores. Incapaz de detener el lanzamiento, Fury contactó a Stark para interceptar el misil. Poniendo todo el poder del Mark VII en su capacidad de vuelo, él interceptó el misil y lo redirigió, volando a través del agujero de gusanos. Sin embargo, en el espacio, el Mark VII perdió potencia y cayó de nuevo al campo de gravedad del agujero de gusano hacia la Tierra, y fue rescatado por Hulk antes de chocar fuertemente contra el suelo.[1]

Después de la Invasión Chitauri

Eventualmente el Mark VII fue reparado y continuó siendo utilizado por Stark como su armadura "predeterminada" a pesar de su desarrollo continuo de las armaduras de la Legión de Hierro.

Stark usó el Mark VII para reunirse con James Rhodes en un restaurante, donde hablaron sobre los recientes ataques de un líder terrorista conocido como el Mandarín. Sin embargo, cuando Stark sufrió un ataque de pánico durante la conversación, abandonó el lugar para volver con el Mark VII y se fue volando.[2]

Destrucción

Cuando la Mansión de Anthony Stark fue atacada por Aldrich Killian, el Mark VII fue destruido cuando el daño a los sistemas de la mansión causó que el traje explotara. Sólo su casco seguía funcionando y fue utilizado por Stark para transmitirle un mensaje a Virginia Potts diciéndole que estaba vivo.[2]

Referencias

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.