FANDOM


"El mundo está cambiando, es hora de que cambiemos nosotros."
―Adrian Toomes[fnt.]
Adrian Toomes es el antiguo propietario de una compañía de recolección, con sede en la ciudad de Nueva York, que decidió convertirse en un criminal después de perder su trabajo con el Departamento de Control de Daños, una empresa conjunta entre el gobierno federal y Anthony Stark. Reclutando a sus compañeros de trabajo y equipándose con un exo-traje volador creado a partir de la tecnología Chitauri que había robado, Toomes asumió la identidad del Buitre y pasó los siguientes cuatro años robando armamento avanzado para venderlo en el mercado negro. Las actividades ilícitas de Toomes fueron notadas por el Hombre Araña, lo que lo obligó a perseguir al joven héroe. Durante su enfrentamiento final, el Hombre Araña derrotó al Buitre antes de salvar su vida y, en agradecimiento, Toomes se negó en revelar la verdadera identidad del Hombre Araña a sus compañeros en prisión, incluido MacDonald Gargan.

Biografía

Compañía de recolección

Criando a su familia

Adrian Toomes se casó con Doris Toomes y juntos tuvieron a una hija llamada Elizabeth Toomes. Con el fin de mantener a su familia, Toomes fundó una compañía de recolección, que limpiaba los restos dejados en las batallas que involucraban a superhéroes como Iron Man. Toomes descubrió que su hija tenía un talento natural para el arte que a él lo enorgullecía y juró apoyarla.[1]

Limpieza tras la Batalla de Nueva York

Tras los sucesos ocurridos en la Batalla de Nueva York, la compañía de recolección de Toomes había consiguió el contrato para limpiar la ciudad. Después de mostrarle a Phineas Mason un dibujo que su hija había hecho sobre la batalla y los Vengadores, Toomes supervisó a todos sus hombres que se encontraban limpiando el Terminal Grand Central, ordenándole a Herman Schultz que utilizara la tecnología Chitauri para desamar uno de los carruajes Chitauri, ya que sus propias herramientas no funcionaban para hacer ese trabajo.

Toomes tuvo que reprender a Jackson Brice después de que éste llegara tarde al trabajo, y Brice culpó de su tardanza a su alarma que no sonó mientras Toomes le decía que apilara la armadura Chitauri como se lo había pedido. De repente, Toomes recibió la visita de Anne Marie Hoag y su grupo de agentes, con Hoag diciéndole que debía retirar a sus hombres del área ya que el nuevo Departamento de Control de Daños había asegurado el contrato de limpiar los desastres que dejaban las batallas de los Vengadores.

A pesar de que Toomes explicó que él tenía el contrato para limpiar a la ciudad de Nueva York, y que había llegado a la conclusión de que ahora se les permitiría estar allí, Hoag mantuvo su palabra, y le dijo al equipo de Toomes que detuvieran su trabajo. Toomes comenzó a suplicarle a Hoag que le permitiera conservar el contrato, ya que tenía una familia a la cual mantener y que había invertido mucho dinero en este trabajo, pero Hoag simplemente ignoró sus suplicas y comenzó a ponerse a trabajar.

Cuando Foster, uno de los agentes que acompañaba a Hoag, le dijo en forma de broma que Toomes no debería haberse extralimitado en su trabajo, Toomes le dio un golpe en la cara, haciendo que todos los guardias alrededor de Hoag sacaran inmediatamente sus armas y le ordenaran a Toomes y a sus hombres que dejaran el área de inmediato. Hoag le dijo a Toomes que si lo deseaba, todavía podía hablar con Anthony Stark sobre los contratos si realmente deseaba continuar luchando por el trabajo para mantenerse a sí mismo y a todos sus hombres empleados.[1]

Convirtiéndose en un delincuente

Molesto por la decepción, Toomes observó mientras la televisión informaba sobre cómo Anthony Stark había creado el Departamento de Control de Daños tras la Batalla de Nueva York para limpiar el desastre que había quedado atrás. Toomes vio el informe con Herman Schultz quien comentó como el sistema ahora estaba siendo manipulado contra ellos, con Schultz notando que los Vengadores estaban dejándolos sin empleo.

Mientras veía el informe, Randy Vale descubrió que el grupo todavía tenía en su posesión una gran cantidad de tecnología Chitauri que no había sido devuelta a Anne Marie Hoag y su equipo para que la almacenaran. Con Jackson Brice negándose a entregarla, Toomes decidió conservar la tecnología, convenciendo al grupo de pasarse a la vida delictiva haciendo ingeniería inversa a la tecnología alienígena para venderla como arma en las calles con la finalidad de obtener dinero.

Durante los siguientes años, Toomes continuó trabajando junto a Schultz y Brice mientras Phineas Mason se encargaba de usar la tecnología más avanzada para crear armas y fabricarle un traje especial a Toomes, evitando la atención tanto del FBI como de los Vengadores mientras seguían violando la ley. Mientras Toomes volaba a su base, le dijo orgullosamente a Mason y a todo su equipo que el negocio era excelente, e hizo entrega de una tecnología aún más avanzada para que crearan más armas y luego venderlas a todos sus nuevos compradores.[1]

Campaña de Adrian Toomes

El fatal error de Jackson Brice

Unos meses más tarde, el negocio de tráfico de armas de Toomes continuaba siendo sólido, ya que el propio Toomes continuaba trabajando en su cuartel general cortando piezas de metal para construir nuevas armas. Sin embargo, pronto recibió una llamada de Herman Schultz quien le avisó que el Hombre Araña había interrumpido un acuerdo de armas con Aaron Davis y los estaba persiguiendo.

Toomes se puso rápidamente el traje del Buitre, y voló hasta la ubicación de Schultz, donde él y su acompañante todavía intentaban escapar disparándole al Hombre Araña con una pistola Chitauri especialmente diseñada, causando caos en las calles. Toomes observó cómo el Hombre Araña estaba a punto de alcanzar al grupo, y lo sujetó con sus garras, volando cientos de metros en el aire sobre la ciudad de Nueva York causando un gran horror al Hombre Araña.

Sin embargo, cuando Toomes voló con el Hombre Araña cada vez más y más lejos del camión, se preparó para matar al joven héroe solo para que éste último desplegara un paracaídas de su traje del Hombre Araña, haciendo que se alejara de Toomes. Viendo que sus hombres habían hecho una exitosa escapada, Toomes decidió no continuar persiguiendo al Hombre Araña, y en su lugar voló hacia su guarida para reagruparse con el resto de su grupo, dejando que el Hombre Araña cayera en un lago cientos de metros más abajo.

Toomes aterrizó con éxito en su base, enfurecido por lo que había presenciado a medida que se quitaba su traje del Buitre y esperaba a que sus hombres regresaran, lanzando furiosamente su casco hacia el suelo. Mientras Toomes continuaba molesto, Phineas Mason le informó que Doris Toomes había intentado ponerse en contacto con él antes de notar que había terminado de diseñar un sello para el traje del Buitre, solo que Toomes rechazó el diseño porque aún no lo quería.

Tras unos momentos Schultz y Jackson Brice lograron regresar a la base mientras Brice continuaba emocionado por la persecución, ignorando las consecuencias de sus acciones. Toomes enfrentó furiosamente a Brice y le preguntó cuántas veces le había dicho que no disparara las armas en público, y Brice respondió defendiendo sus acciones diciéndole que tenía que venderles las armas a Aaron Davis, a pesar de que Toomes le recordó que él le había dicho que tenía que hacer las ventas sin causar mucho revuelo.

Toomes recalcó que Brice se había arriesgado de traer a la base a Control de Daños si eran descubiertos, lo que incluso podría llevar a que los Vengadores los descubrieran y destruyeran todo lo que habían construido. Toomes comenzó a burlarse de la actitud de Brice y de sus recientes afirmaciones de ser el "Shocker" debido al uso de un guantelete armado, a lo que Brice simplemente ignoró, incluso continuó ignorando a Toomes mientras éste le comentaba cuan dependía de las operaciones que estaban realizando.

Después de un breve momento, Toomes se cansó de la imprudencia y la actitud de Brice, y le dijo que estaba despedido de su organización. Ahora enojado por perder su trabajo, Brice amenazó a Toomes, diciéndole que le informaría a las autoridades sobre sus operaciones. Brice luego le preguntó a Toomes qué sucedería si le contara a Doris Toomes todo sobre su negocio. Esto fue un paso demasiado lejos para Toomes, quien rápidamente recogió un arma y disparó contra Brice, desintegrándolo al instante.[1]

Ataque al camión de Control de Daños

Varios días más tarde, el Equipo de Adrian Toomes recibió la noticia de que unos camiones llenos de tecnología confiscada se dirigían a la Bóveda de almacenamiento del Departamento de Control de Daños por los caminos de Maryland. Con Herman Schultz y Phineas Mason en una furgoneta mirando las señales de ayuda salientes, Toomes interceptó sigilosamente el camión. Anclando sus alas al camión, Toomes usó un dispositivo para atravesar la materia y de esa manera entrar en el remolque del camión.

Una vez en el interior del camión, Toomes comenzó a llenar una bolsa con toda la tecnología Chitauri y Ultrón que encontró. Para sorpresa de Toomes, el Hombre Araña se había aparecido en la escena, obligándolo a salir rápidamente del camión con la tecnología que logró recolectar. Antes de que Toomes pudiera escapar, el Hombre Araña usó sus lanza-telarañas para arrebatarle su bolsa antes de elegir insultar a Toomes.

Decidido de escapar antes de que el Hombre Araña pudiera volver a trastornar sus planes, Toomes recuperó su exo-traje y luego comenzó a volar furiosamente hacia el Hombre Araña, tratando de recuperar la bolsa que éste le había quitado. Viendo que el Hombre Araña estaba por caerse por el agujero que había en el camión, Toomes desactivó el dispositivo para atravesar la materia y dejó encerrado al Hombre Araña en el camión. Toomes escapó rápidamente, dejando airadamente toda la tecnología robada.

De regreso en su base, Toomes estaba molesto por perder la tecnología. Phineas Mason se ofreció en mejorar el exo-traje del Buitre, para que pudiera llevar a cabo un robo en el aire en la Torre de los Vengadores, pero Toomes rechazó la idea de Mason y preguntó si tenían los materiales suficientes para vendérsela a MacDonald Gargan, con Mason respondiendo afirmativamente, sin embargo, sería lo último que lograrían vender puesto que después no tendrían más materiales. Toomes comenzó a murmurar que todo era culpa del Hombre Araña y que procedería a matarlo. Tras unos momentos, Herman Schultz le mostró a Toomes la televisión en donde estaban transmitiendo un informe sobre cómo el Hombre Araña había salvado al Equipo de Decatlón Académico en el que estaba la hija de Toomes.[1]

Encuentro en el ferry de Staten Island

Al día siguiente, Toomes y Herman Schultz se fueron a bordo del ferry de Staten Island, donde planeaban tener una reunión secreta para vender más de sus armas basadas en tecnología Chitauri y Ultrón a unos delincuentes. Una vez habían discutido su plan, Schultz dejó a Toomes atrás mientras él y Randy Vale se ocupaban de su último comprador, MacDonald Gargan, mientras que Toomes se quedaba atrás para mantener distancia, listo para involucrarse en caso de que algo saliera mal con el trato.

Sin embargo, Toomes fue informado por Schultz que el acuerdo había sido interrumpido por el Hombre Araña. Tras escuchar esto, Toomes corrió rápidamente a su furgoneta donde guardaba su traje, y observó cómo Schultz había sido sometido durante la pelea y el Guante de Shocker había quedado atrapado en la barandilla.

Justo antes de que el Hombre Araña pudiese enfrentarse a Toomes, el FBI se presentó para arrestar a Gargan y Schultz, distrayendo al Hombre Araña el tiempo suficiente para que Toomes se pusiera el Exo-traje del Buitre, y se armara con un arma Chitauri. Tras atravesar la furgoneta, Toomes le disparó a los agentes del FBI y al Hombre Araña, además de arrojar involuntariamente un auto.

Luego de que Schultz consiguiera liberarse de sus ataduras, Toomes le ordenó que se fuera del ferry. Sin querer permitir que Toomes escapara, el Hombre Araña usó sus lanza-telarañas, sin embargo, Toomes se defendió disparando con un arma Chitauri mientras cortaba las telas con sus alas. Durante su pelea, el Hombre Araña obtuvo la ventaja al activar una telaraña táser causando que Toomes tuviera problemas con el traje.

El impacto de la telaraña táser provocó que Toomes dejara caer el arma, y ésta reaccionó violentamente, haciendo que disparara varios láseres que cortaron al ferry por la mitad, a pesar de los esfuerzos del Hombre Araña por detenerlo. Tras observar como el ferry se abría en dos, Toomes voló hacia un área donde Schultz lo estaba esperando. Con Schultz a bordo de sus alas, Toomes se alejó del lugar antes de que Iron Man hiciera presencia y ayudara al Hombre Araña a salvar a los pasajeros del ferry.[1]

Un último trabajo

A raíz de su fiasco en el Ferry de Staten Island, durante el cual casi todos fueron descubiertos mientras MacDonald Gargan fue arrestado por el FBI, Toomes fue informado de que Herman Schultz había decidido renunciar al equipo y huir, citando que el FBI estaba esperando entre bastidores para arrestarlos y, por lo tanto, el riesgo era muy grande, invitando a Toomes a seguirlo.

Sin embargo, Toomes notó que no podía simplemente huir ya que su esposa e hija aún dependían de él. Para convencer a Schultz de quedarse, Toomes le pidió a Phineas Mason que creara un sello de vacío para grandes alturas para el Exo-traje del Buitre y que estuviera listo para el secuestrar el avión de transporte de Stark y robar tecnología de Industrias Stark, y le pidió a Schultz que se quedara para un último robo, que aceptó de mala gana cuando el grupo se puso a trabajar en la planificación de la misión.[1]

Enterándose de la identidad del Hombre Araña

"Olvida que todo esto pasó, y nunca jamás, jamás te metas de nuevo con mis negocios porque si lo haces, te mató, y también a los que amas. Te voy a dejar muerto, y lo haré para proteger a mi familia, ¿entendiste? Te acabo de salvar la vida."
―Adrian Toomes a Peter Parker[fnt.]

En la misma noche cuando se produciría el Secuestro del avión de transporte de Stark, la familia Toomes se preparó para el próximo baile de bienvenida en la Escuela de Ciencia y Tecnología de Midtown, mientras Toomes le daba la cálida bienvenida a Peter Parker dentro de su casa, listo para llevarlo a él y a su hija Elizabeth Toomes al baile. Él pasó unos momentos hablando con el chico, quien aparentemente se estaba volviendo pálido por los nervios antes del baile de bienvenida.

Toomes luego en tono de broma le ofreció a Paker una bebida alcohólica e hizo notar que rechazar la oferta era la respuesta correcta. Toomes observó como un nervioso Parker se tomaba torpemente varias fotos con su hija y consultó con Doris, su esposa, si había acertado con el nombre del muchacho. Toomes luego anunció que llevaría a la pareja en su automóvil hasta el baile, diciendo que iba a salir de la ciudad con su empresa, prometiendo que este sería el último trabajo.

Durante el viaje de camino al baile, Toomes le preguntó a Parker sobre cuáles eran sus planes después de que se graduara. Elizabeth le explicó a su padre que Parker tenía una pasantía con Anthony Stark. El interés de Toomes se despertó cuando Elizabeth declaró que Parker era incluso amigo del Hombre Araña. Cuando Toomes le preguntó cómo era el Hombre Araña, Peter se puso nervioso, incitando a que Toomes le preguntara sobre si ellos ya se habían encontrado antes, afirmando que la voz de Parker era familiar par él, como si recientemente la hubiera escuchado en algún lugar.

Sin embargo, Elizabeth continúo hablando sobre cómo Parker llegó a la fiesta de su casa varios días antes y se fue después de unos minutos y desapareció misteriosamente durante el Decatlón Académico. Tras darse cuenta de que la persecución a su equipo había sido la misma noche que la fiesta, Toomes comenzó a sospechar que Parker podía ser el Hombre Araña, y le preguntó a Parker como se sintió cuando fue rescatado en el Monumento a Washington, solo para que Elizabeth declarara que Parker no había estado con ellos en ese momento.

Cuando se confirmaron las sospechas de Toomes sobre la verdadera identidad de Parker, se mantuvo silencioso y discreto. Una vez que Elizabeth dejó el automóvil al llegar, Toomes le dijo que le diera solo unos minutos a solas con Parker, ya que deseaba darle la "charla de papá". Una vez que ella se fue, él sacó una pistola de la guantera y se enfrentó a Parker, preguntándole si Elizabeth era consciente de su dualidad y asumiendo por todo el silencio de Parker que ella no lo sabía.

Mientras Parker escuchaba atentamente, Toomes le explicó que le perdonaría la vida en gratitud por salvar la vida de Elizabeth mientras estaban en Washington, D.C. — Sin embargo, Toomes le advirtió a Parker que dejara de entrometerse en sus asuntos o de lo contrario lo mataría a él y a todos sus seres queridos para proteger a su propia familia. Luego, Toomes le pidió a Parker que le agradeciera por haberle salvado la vida, declarando que ya estaban igualados. Él lo envió al baile y le dijo que hiciera pasar un buen momento a su hijo, pero no uno tan bueno, antes de que Toomes se marchara.[1]

Confrontación con el Hombre Araña

"Esas personas, los ricos y poderosos, hacen lo que quieren. Y nosotros, tú y yo, no les importamos. Construimos sus caminos, combatimos en sus guerras y todo, y no les importamos. Recogemos su basura, tenemos que comer sus sobras. Así es esto."
―Adrian Toomes a Peter Parker[fnt.]

Ante el temor de que Peter Parker no escuchara todas las advertencias, Toomes decidió enviar a Herman Schultz a la escuela para interceptarlo si intentaba seguirlo. A pesar de las advertencias de Toomes, Parker se negó a retroceder y, luego de una breve pelea con Schultz, más adelante rastreó a Toomes hasta su escondite con la ayuda de Edward Leeds y lo confrontó. Toomes trató de justificar sus acciones ante el Hombre Araña, explicando que todo lo que había hecho era para mantener a su familia, y afirmó que los ricos y poderosos no se preocupaban por las personas comunes como ellos.

En un intento por poner a Toomes directamente bajo custodia, el Hombre Araña usó su Lanza-telarañas para atraparlo contra la mesa, sin embargo, Toomes continuó afirmando que Anthony Stark había hecho su fortuna vendiendo armas a terroristas, de igual forma en que Toomes había estado haciéndolo. Toomes también afirmó que podía ver por qué Elizabeth Toomes, su hija, le gustaba Parker, explicando que no se había impresionado cuando lo vio por primera vez en la puerta de su casa, pero que ahora lo entendía.

Cuando el Hombre Araña todavía se negaba a rendirse, Toomes reveló que, de hecho, había estado haciendo tiempo para activar su Exo-traje del Buitre y el traje empezó a volar por la habitación. Cuando el Hombre Araña declaró que el Exo-traje no lo había golpeado ni una sola vez, Toomes declaró que esa no era su intención. El Hombre Araña se dio cuenta demasiado tarde que Toomes había hecho que el Exo-traje rompiera las vigas de soporte que rodeaban su guarida, atrapando al Hombre Araña bajo un montón de escombros y dejándolo asfixiado y, con el tiempo, muerto.

Ahora que aparentemente Parker fue aplastado hasta la muerte cuando su escondite se derrumbó a su alrededor, Toome salió y se puso su Exo-traje, que Phineas Mason había mejorado. Mirando hacia la ciudad de Nueva York, Toomes espió la Torre Stark y esperó hasta que el avión de carga se llenara con las armas de Industrias Stark para poder robarlas y venderlas en el mercado negro.[1]

Secuestro del avión de transporte de Stark

"Tengo al avión a la vista pero siento algo de resistencia."
"Será el arrastre de las nuevas turbinas. Ten cuidado con las cámaras, quédate en los puntos ciegos. Desplegando sello de vacío para altitud."
"Más vale que funcione, Mason."
―Adrian Toomes y Phineas Mason[fnt.]

Con todas las amenazas a sus planes aparentemente tratadas, Toomes se sentó sobre las ruinas de su Cuartel General y esperó para comenzar con el secuestro de la aeronave. Una vez que llegó el momento adecuado, Toomes voló rápidamente con su exo-traje hasta alcanzar el avión de carga que tenía como cargamento tecnología de Industrias Stark que planeaba robar. Mientras hablaba con Phineas Mason durante su vuelo, Toomes sintió que el exo-traje estaba arrastrando más eso.

Una vez que alcanzó la aeronave, Toomes logró evitar ser visto por las cámaras de camuflable, y se aferró a un costado del avión. Sin causar que una alarma sonara, Toomes luego entró al avión usando el cambiador de materia. Una vez dentro, Mason le dijo que esta operación debería ayudarles para toda una vida, ya que cada caja del avión valía una fortuna.

Al entrar en el avión, Toomes usó la pistola anti-gravedad para acceder a la cabina de piloto, y no encontró a nadie allí antes de dirigirse a los sistemas de seguridad para anularlos con la ayuda de Mason, quien todavía estaba mirando desde abajo y desplegó una aeronave no tripulada como señuelo, que estaba siendo monitoreado por Harold Hogan, para evitar que se enterara del robo que se estaba cometiendo. Con todo lo planeado funcionando, Toomes se quitó el casco y empezó a revisar el cargamento.

Toomes descubrió que las cajas estaban llenas de más de lo que podía haber esperado. Contenían armamento Chitauri, partes robóticas de Ultrón y varias armaduras de la Legión de Hierro, todas las cuales valdrían millones en el mercado negro. Mientras Toomes observaba parte de la tecnología de Industrias Stark, que incluía cajas con Reactores Arc que había sido utilizada por Anthony Stark, comenzó a buscar la mejor colección de tecnología para llevarse consigo. Toomes comenzó a revisar todas las cajas, tirando a un lado los cascos viejos de Iron Man hasta llegar a Armas Chitauri, todo lo cual podría no ser calificado por Mason y ser vendido para obtener una ganancia considerable.

Mientras todavía se maravillaba con el equipamiento de los Vengadores, Toomes descubrió que el sello de vació a gran altura se había desprendido, causando que el aire fuera aspirado y las alarmas se dispararan. Al acercarse a las cámaras de seguridad, Toomes se enteró de que el Hombre Araña había sobrevivido a su último encuentro, liberado de los escombros y seguido en silencio y ahora estaba tratando de sacar su traje del avión, lo que hizo que Toomes se molestara.

Enfurecido porque todos sus planes fueron nuevamente interrumpidos, Toomes se puso rápidamente su Exo-traje del Buitre y peleó contra el Hombre Araña afuera del avión, usando las garras de su traje para intentar derribar al Hombre Araña de la aeronave. Toomes intentó intentó deshacerse rápidamente del Hombre Araña, solo para que este último usara sus Lanza-telarañas para sujetarse del traje de Toomes antes de que ambos casi se estrellaran contra los motores del avión, con las alas del exo-traje recibiendo un gran daño como resultado.

Rápidamente regresando a la batalla, Toomes intentó matar al Hombre Araña mientras usaba sus alas para cortar las telarañas que lanzaba, lo que provocó que se lanzaran chispas y fragmentos del avión que destruyeron uno de los motores en el proceso que causó que el avión perdiera el control. Viendo lo que estaba sucediendo cuando el avión empezó a caer del cielo, Phineas Mason le suplicó a su jefe que abandonara la misión mientras podía, pero Toomes se negó a irse sin al menos una caja para hacer su fortuna.

Mientras el Hombre Araña se enfocaba en usar sus lanza-telarañas para dirigir la aeronave lejos de la ciudad de Nueva York, Toomes cortó la capa exterior del avión con sus alas para intentar recoger una caja llena de Reactores Arc, pero antes de que Toomes consiguiera obtenerla, el avión de se estrelló en la playa de Coney Island y provocó que ambos se golpearan contra el suelo con fuerza. Ambos sobrevivieron al impacto, pero las alas del traje de Toomes se vieron gravemente dañadas como resultado del choque.[1]

Duelo en Coney Island

"Ya vete a dormir, Pete."
"¡Trato de salvarlo!"
―Adrian Toomes y Peter Parker[fnt.]

Mientras el Hombre Araña recuperaba lentamente la conciencia después del fuerte choque, se quitó su máscara y se detuvo un momento para mirar los escombros del destruido avión de carga de Stark. Debido al choque, sus oídos comenzaron a sonar con fuerza, y Toomes aprovechó esto para aventajarle y fue capaz de atacar al Hombre Araña, quien estaba con la guardia baja.

A pesar del daño hecho a su traje alado, Toomes voló a través de la playa y se estrelló contra el Hombre Araña, quien estaba demasiado desorientado tras el choque para defenderse adecuadamente, permitiendo que Toomes lo sujetara con sus garras y lo golpeara repetidamente. Después de esto, Toomes recogió al Hombre Araña con sus garras y lo arrojó al suelo.

Ambos tuvieron un breve enfrentamiento en el aire, con Toomes ganando rápidamente cuando el Hombre Araña nuevamente fue golpeado contra el suelo. Habiendo vencido a su enemigo, Toomes se preparó para ejecutar al Hombre Araña, pero se distrajo cuando vio una caja llena de Reactores Arc. Sintiendo que el atraco no era todavía un completo fracaso, Toomes dejó caer al Hombre Araña y sujetó la caja con sus garras, e intentó escapar y vender la tecnología de Industrias Stark en el mercado negro.

Sin embargo, toda la radiación emitida por los Reactores Arc provocó un cortocircuito en la tecnología Chitauri del Exo-traje del Buitre, haciendo que sus alas funcionaran mal. Tras ver este nuevo peligro el Hombre Araña intentó alejar a Toomes de los Reactores Arc antes de que hicieran explotar el traje, pero llegó demasiado tarde y Toomes ignoró por completo sus súplicas por salvarlo, dominado por la avaricia.

Tras ignorar los intentos del Hombre Araña por ayudarlo, el Exo-Traje del Buitre con el tiempo se convirtió en una bola en llamas. Justo después de que Toomes se estrellara, el Hombre Araña se dirigió hacia el punto donde cayó y logró sacarlo con vida. Impotente sin su traje y débil por la explosión, el Hombre Araña pudo usar sus Lanza-telarañas para atar a Toomes a una caja, donde más tarde fue encontrado y arrestado por Harold Hogan y el FBI, sin hacer ninguna resistencia.[1]

Encarcelado con MacDonald Gargan

"Y escuché un rumor... sabes quién es."
"De saber quién era, ya estaría muerto.""
MacDonald Gargan y Adrian Toomes[fnt.]

Como consecuencia del Duelo en Coney Island, Toomes fue enviado a una cárcel a la espera de su juicio, y no queriendo que su esposa e hija lo visitaran, les pidió que se mudaran a Oregon. En la cárcel, se encontró con el ex comprador potencial MacDonald Gargan, quien sufrió fuertes cicatrices luego de los sucesos ocurridos en el Encuentro en el ferry de Staten Island en el que Toomes con su traje le arrojó accidentalmente un automóvil y lo arrojó al río donde fue arrestado.

Sin embargo, Gargan insistió en que él no culpaba a Toomes por sus heridas, sino que culpaba al Hombre Araña. Mientras Toomes escuchaba con atención, Gargan comentó que tenía amigos en el exterior buscando matar al Hombre Araña y también comentó que había escuchado un rumor de que Toomes sabía quién era el Hombre Araña. Creyendo que todavía le debía algo a Peter Parker, Toomes simplemente le respondió a Gargan que si él supiera quien era el Hombre Araña, ya estaría muerto, antes de proceder a retirarse.[2]

Relaciones

Familia

Aliados

Enemigos

Detrás de escenas

Trivia

  • En los cómics, el Buitre originalmente voló con un electro-magnético que estaba en su traje hasta que desarrolló la capacidad de volar por su cuenta y apareció por primera vez para vengarse de su ex-socio de negocios, Gregory Bestman, e hizo una serie de crímenes. También fue uno de los miembros fundadores de los Seis Siniestros junto a Doctor Octopus, el Hombre de Arena, Mysterio, Electro y Kraven el Cazador.

Referencias

  1. 1,00 1,01 1,02 1,03 1,04 1,05 1,06 1,07 1,08 1,09 1,10 Spider-Man: Homecoming
  2. Spider-Man: Homecoming - Escena post-créditos
  3. Ilustración del concepto realizado por Josh Nizzi en Instagram
  4. Declaración de Jon Watts en USA Today

Enlaces externos