FANDOM


"Los Acuerdos de Sokovia. Aprobados por 117 países, los cuales manifiestan que los Vengadores dejarán de ser una organización privada, y desde ahora van a operar bajo la supervisión de un panel de las Naciones Unidas, y sólo cuando y si ese panel lo considera necesario."
Thaddeus Ross a los Vengadores[fnt.]

Los Acuerdos de Sokovia fueron una serie de documentos legales creados para regular las actividades de individuos alterados, específicamente aquellos que trabajan para agencias gubernamentales como S.H.I.E.L.D. o para organizaciones privadas como los Vengadores.

Establecido por las Naciones Unidas y ratificado por 117 naciones, los acuerdos sirven como un "punto intermedio" entre el deseo de los Vengadores de asegurar la paz mundial y la preocupación de la comunidad internacional sobre las repercusiones de las acciones de los Vengadores.

Historia

Acercándose a los Vengadores

En 2016, un devastador ataque terrorista en Lagos, Nigeria, provocó la muerte de veintiséis personas, once de las víctimas fueron trabajadores de la nación africana de Wakanda. El ataque, que se consideró un desastre de relaciones públicas, provocó que la comunidad internacional llamara a las Naciones Unidas para crear un sistema de rendición de cuentas.

Un mes después del ataque, Thaddeus Ross, que había sido nombrado recientemente Secretario de Estado por el Presidente Matthew Ellis, se acercó a los Vengadores y afirmó que la opinión pública estaba cada vez más dividida, muchos los veían como héroes y otros los veían como justicieros.

Él presentó metrajes de la Ciudad de Nueva York, Washington, D.C., Sokovia y Lagos, todas mostrando destrucción y civiles huyendo por sus vidas para justificar la supervisión gubernamental de los Vengadores, diciéndoles que debían trabajar en base a los documentos o se tendrían que retirar en caso de que no quieran cumplir, antes de irse para permitirles discutir entre ellos.[1]

Impacto en S.H.I.E.L.D.

Desde la Sublevación de HYDRA, S.H.I.E.L.D. oficialmente no existía, pero continuó sus operaciones en secreto, como una división de operaciones encubierta del Presidente Matthew Ellis, usando a la Unidad Avanzada de Contención de Amenazas como cara pública después de la muerte de Rosalind Price. Cuando los acuerdos fueron ratificados por el Gobierno de los Estados Unidos, el Presidente envía al general Glenn Talbot para hablar con el director de S.H.I.E.L.D. Phil Coulson sobre el registro de todos los “activos mejorados sin papeles” de la organización, principalmente las operaciones de Inhumanos, un requisito de los pactos. Talbot y Coulson tuvieron una discusión sobre los Acuerdos, comparándolo con el Índice utilizado anteriormente por S.H.I.E.L.D. y que provoca más tarde estragos.[2] Sin embargo, Talbot le reveló al Presidente la ubicación del Campo de Juegos. Bajo la dirección de un nuevo director, Jeffrey Mace, S.H.I.E.L.D. aceptó los Acuerdos, volviéndose legal de nuevo.[3]

Cuestionando la efectividad

De acuerdo a un recorte de periódico, varios meses después de la derrota de Hive, las acciones de Quake provocaron dudas a las personas sobre la efectividad de los Acuerdos como medio efectivo para las acciones de los vigilantes.[4]

Los Watchdogs, con la ayuda de la Senadora Ellen Nadeer, obtuvieron la lista de Inhumanos de los Acuerdos de todo el mundo y sus ubicaciones. Ellos causaron apagones en las principales ciudades del mundo, y uno de los Watchdogs se presentó como un Inhumano ante el mundo con el fin de incitar al fanatismo antihumano, alegando que ocurrirían más apagones si el registro de Inhumanos no se detenía. Otros miembros de los Watchdogs usaron el apagón para matar a diecisiete Inhumanos registrados.[5]

En 2018, la Guerra del Infinito llegó a la Tierra cuando la Orden Oscura buscó las Gemas del Tiempo y de la Mente, para entregárselo a Thanos. Después de que Anthony Stark desapareciera tras el Ataque en Greenwich Village y que la Visión fuera casi asesinada por Corvus Glaive y Proxima Midnight, se hizo evidente para James Rhodes que los Acuerdos habían debilitado gravemente a los Vengadores. Después de que los fugitivos Vengadores llegaron tras rescatar a Visión, Thaddeus Ross le ordenó a Rhodes que los arrestara aunque, como señaló Rogers, los Vengadores restantes necesitaban toda la ayuda que pudieran obtener. Rhodes, ya lamentando su apoyo a los Acuerdos y alienado por las prioridades distorsionadas de Ross, cortó la llamada y se fue con los fugitivos a Wakanda, sabiendo que sería sometido a una corte marcial.

En última instancia, la disfunción resultante de los Acuerdos fue, como mínimo, un factor contribuyente necesario para el primer fracaso absoluto de los Vengadores, ya que Thanos logró obtener todas las Gemas del Infinito, lo que lo llevó a eliminar la mitad de toda la vida, no solo Tierra, sino también en el el universo.[6]

Regulaciones

Las regulaciones actualmente conocidas establecidas por los Acuerdos de Sokovia incluyen:

  • Cualquier persona alterada que acepte firmar debe registrarse en las Naciones Unidas y proporcionar datos biométricos, como huellas dactilares y muestras de ADN.
    • Aquellos con identidades secretas deben revelar sus nombres legales y verdaderas identidades a las Naciones Unidas.
    • Aquellos con poderes innatos deben someterse a un análisis de poder, que categorizará su nivel de amenaza y determinará los posibles riesgos para la salud.
    • Aquellos con poderes innatos también deben usar brazaletes de seguimiento en todo momento.
  • Se prohíbe a las personas alteradas que firmaron tomar medidas en cualquier país que no sea el suyo, a menos que el gobierno de ese país o un subcomité de las Naciones Unidas le otorgue una autorización.
    • Se prohíbe a los gobiernos desplegar personas alteradas fuera de sus propias fronteras nacionales, a menos que esas personas reciban autorización tal como se describió anteriormente. La misma regla también se aplica a las organizaciones no gubernamentales que operan a escala global (incluido S.H.I.E.L.D. y los Vengadores).
  • Las personas alteradas que no firmen no podrán participar en ninguna actividad policial, militar o de espionaje, ni participar en ningún conflicto nacional o internacional, ni siquiera de su propio país.
    • Como corolario, no se les permitirá participar en ninguna misión activa emprendida por organizaciones gubernamentales o militares / de inteligencia privada o gubernamental (como S.H.I.E.L.D. y los Vengadores).
  • Cualquier persona alterada que use sus poderes para infringir la ley (incluidos aquellos que participan en actividades de vigilancia extralegales), o que de otro modo se considere una amenaza para la seguridad del público en general, puede ser detenida indefinidamente sin juicio.
    • Si una persona alterada viola los Acuerdos u obstruye las acciones de aquellos que hacen cumplir los Acuerdos, puede ser arrestado y detenido indefinidamente sin juicio.
  • El uso de tecnología para otorgar a las personas capacidades sobrehumanas innatas está estrictamente regulada, al igual que el uso y la distribución de tecnología altamente avanzada (como el armamento Asgardiano y Chitauri).
    • La creación de inteligencias artificiales autoconscientes está completamente prohibida.
  • Los Vengadores ya no serán una organización privada y operarán bajo la supervisión de las Naciones Unidas.

Para los propósitos de los Acuerdos, un "individuo alterado" se define como cualquier persona, humana o no, con capacidades sobrehumanas. Esto incluye a personas cuyos poderes son una función innata de su biología, así como a personas que utilizan tecnología altamente avanzada para otorgarse capacidades sobrehumanas. Sin embargo, las personas con prótesis avanzadas no parecen ser consideradas "alterados", incluso si sus prótesis les otorgan capacidades más allá de las de los humanos comunes.

Todos los miembros de los Vengadores están sujetos a las mismas condiciones que las personas alteradas, incluso si no son alterados: Natalia Romanoff debió firmar para poder seguir operando en los Vengadores, y Clinton Barton fue encarcelado en la Balsa después de violar los Acuerdos.

Trivia

  • Los Acuerdos de Sokovia son una versión del Acta de Registro Superhumano de la serie de cómics de Civil War, cuya ley exigía la revelación de las identidades secretas y poderes a todos los individuos alterados para su regulación.
  • Los héroes callejeros de bajo nivel no parecen verse afectados por los Acuerdos, ya que a ninguno de los Defensores o a Peter Parker se les exigió firmar los documentos.
  • Después de la Decimación, el estado actual de los Acuerdos de Sokovia es desconocido, ya que la mayoría de los héroes que violaron los documentos volvieron a sus vidas normales y dejaron de ser perseguidos.

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.