FANDOM


"El gas se llama Aceite de Medianoche"
"Desarrollaste un gas venenoso, Howard."
"¡No! No a propósito. El ejército quería algo para mantener a los soldados despiertos por días, pero falló. Causaba síntomas similares a la falta de sueño, ira, alucinaciones, psicosis."
Howard Stark y Margaret Carter[fnt.]

El Aceite de Medianoche fue un arma química en estado gaseoso creada por Howard Stark a petición de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos.

Historia

Creación

En 1944, las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos le dieron a Howard Stark la tarea de crear una sustancia que fuera capaz de mantener a los soldados estadounidenses despiertos durante varios días. El recibió la petición y a pesar de sus mejores esfuerzos, lo único que consiguió fueron efectos secundarios desastrosos. Los sujetos de prueba padecieron de insomnio, ira, psicosis, y además su agresividad se incrementó a niveles preocupantes. Al ver el fracaso de su creación, Stark decidió no ponerla a disposición del ejército y mantuvo el Aceite de Medianoche almacenada en el mismo laboratorio que el ejército le había proporcionado.[1]

Batalla de Finow

Durante la Segunda Guerra Mundial, el General John McGinnis ordenó allanar el laboratorio de Howard Stark y se llevó todo lo relacionado con su trabajo en el ejército. Al enterarse de los efectos que tenía el Aceite de Medianoche, McGinnis ordenó utilizarlo contra los soldados soviéticos para que los estadounidenses lograran tomar Finow. Durante el ataque, el Aceite hizo que los soldados entraran en un estado de furia desmedida y como estaba previsto, se masacraron entre ellos mismos. Johann Fennhoff sobrevivió al incidente y juró vengarse, dado que durante el ataque su hermano fue asesinado. Al día siguiente, Stark viajó a Finow para presenciar lo sucedido y al ver lo que el ejército había hecho, cortó sus relaciones con él.[1]

Robo y recuperación

El ex agente de Leviatán, Leet Brannis, asaltó la bóveda en la Mansión de Howard Stark y robó todos sus inventos, incluido el Aceite de Medianoche. Todo esto a causa de que Leviatán le había solicitado conseguir los objetos para sus propios intereses.[2]

Brannis decidió traicionar a Leviatán y escondió lo que había robado en un barco custodiado por Jerome Zandow. No obstante, Zandow no pudo evitar que Margaret Carter y Edwin Jarvis entraran al bote y encontraran los inventos, los cuales fueron posteriormente reclamados por la Reserva Científica Estratégica, organización que estaba en busca del fugitivo Howard Stark.[3]

En posesión de la SSR

Cuando Howard Stark regresó a Estados Unidos, Margaret Carter fue enviada por él a tomar fotos de todos lo inventos robados que habían sido recuperados por la Reserva Científica Estratégica. Al ingresar al laboratorio, Carter usó la Cámara Pluma para fotografiar todos los inventos de Stark que la SSR tenía, clasificando como Artículo 17 al contenedor que tenía el Aceite de Medianoche.[4]

Dorothy Underwood se infiltró en el apartamento de Carter en el Hotel Griffith y al encontrar una fotografía del Aceite de Medianoche, se la llevó.[5]

En posesión de Leviatán

El Doctor Johann Fennhoff se hizo pasar por un ex prisionero de Leviatán e hipnotizó al Jefe Roger Dooley para conseguir el Aceite de Medianoche. Cuando éste se lo entregó, Fennhoff le ordenó colocarse el Chaleco Térmico Stark, lo cual creó una distracción que le dio el tiempo suficiente para escapar de la Oficina de la Compañía Bell de Nueva York sin ser descubierto. Dorothy Underwood recogió a Fennhoff fuera del edificio y juntos planearon probar la efectividad del Aceite antes de utilizarlo en su plan final. Underwood programó el esparcimiento del gas en una sala de cine y Fenhoff bloqueó la entrada de ésta, lo cual causó que los clientes que estaban dentro se asesinaran entre ellos.[6]

Mientras investigaba la masacre del cine, el agente Daniel Sousa inhaló accidentalmente el gas cuando encontró el dispensador que Underwood había dejado. Cuando Sousa comenzó a toser y ahogarse, Jack Thompson intentó saber qué le pasaba y se acercó a él; Sousa atacó a Thompson y comenzó a estrangularlo para matarlo. Margaret Carter fue en ayuda de Thompson y Sousa la atacó también, haciéndole caerse. Finalmente, un oficial del Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York golpeó con un bastón a Sousa en la espalda y lo dejó inconsciente.

Más tarde, Sousa despertó estando atado a una cama y aseguró no recordar lo que había pasado.

Fennhoff y Underwood visitaron el Almacén de Howard Stark en busca de un avión que sirviera para esparcir el Aceite de Medianoche. Mientras se preparaban para entrar al lugar, Fennhoff se enteró por la radio de que Howard Stark sería partícipe de una ceremonia pública, así que decidió secuestrarlo.

Después de capturar a Stark, Fennhoff le explicó la brutalidad con la que los estadounidenses habían atacado a los rusos en la Batalla de Finow; narrando cómo se habían masacrado entre ellos mismos y él, con una máscara de gas se vio obligado a ver a sus camaradas y a su propio hermano morir bajo los efectos de la toxina. Stark explicó que nunca fue su intención hacer algo como esto y le pidió disculpas, afirmando que si su intención era matarlo, estaba en su derecho. Fennhoff descartó tener intenciones de asesinarlo y le reveló a Stark que solo le causaría mucho dolor. Stark fue hipnotizado por Fennhoff, quien le hizo creer que partiría a una misión para rescatar a Steven Rogers, cuando en realidad el avión que pilotaría iba a esparcir el Aceite de Medianoche en la ciudad de Nueva York, matando a miles de personas inocentes. Por medio de una radio, Fennhoff guió a Stark para no hacerlo perder su enfoque. Carter irrumpió en el lugar y Fennhoff fue obligado por Underwood a huir para no salir herido. Después de derrotar a Underwood, Carter logró liberar a Stark del trance mental y lo convenció de regresar al almacén con el Aceite de Medianoche.[1]

Destrucción

Edwin Jarvis le notificó a Margaret Carter que Howard Stark había reclamado sus invenciones ante el gobierno, sabiendo que ni él ni ellos estarían seguros si estas seguían activas, dando a entender que su plan iba a ser destruirlas después de la devolución.[1]

Referencias

Enlaces externos

El contenido de la comunidad está disponible bajo CC-BY-SA a menos que se indique lo contrario.